“Fue clave no haber tenido lesionados en la pretemporada”, dijo Riberi

1

INDISPENSABLE. Diego Riberi considera que la utilización del GPS en el fútbol les permite a los cuerpos técnicos tener un mayor control sobre el físico del jugador. la gaceta / foto de franco vera

El preparador físico de San Martín considera que se cumplió el objetivo.

30 Ago 2017

En San Martín, ya comienzan a transitar la parte final de una pretemporada que, según el profesor Diego Riberi, dejó hasta el momento un saldo positivo. Al finalizar la práctica de ayer, LG Deportiva dialogó con el “profe”, quien hizo un balance de los trabajos que se realizaron en el predio del Hotel “Los Arcos”, de la ciudad de Perico. “El resultado es altamente satisfactorio porque casi todos los jugadores completaron las sesiones de entrenamientos previstas. La excepción es Sebastián Prediger que no jugó ante los jujeños por una pequeña molestia en los gemelos. Con mucha alegría podemos decir que siempre tuvimos asistencia perfecta en los trabajos que planificamos. Eso, para un preparador físico, es alentador y transmite tranquilidad”, dijo el “profe”, uno de los responsables de la preparación física del plantel junto con Ezequiel Britos.

Ayuda inestimable

Riberi considera que la utilización del GPS es una ayuda inestimable para los preparadores físicos. “La realidad es que al tener la carga controlada para cada jugador, uno puede optimizar el tiempo, el volumen y la intensidad de trabajo para cada sesión. Esto permite reducir las exigencias cuando se observa una sobrecarga en los músculos. El GPS nos permite tener controlando a cada uno de los futbolistas y evitar exponerlos a posibles lesiones”, expreso.

Que se haya llegado a este punto de la preparación sin lesionados es una satisfacción para Riberi. “Esto no es producto de una persona. Trabajando junto al grupo que maneja la parte técnica. Con ellos podemos dialogar mucho y acepto sus sugerencias. Al mismo tiempo me dejan trabajar con absoluta normalidad. Les voy a dar un dato estadístico que llevamos. En la temporada pasada tuvimos un porcentaje de asistencia del 96 por ciento para los partidos. Eso quiere decir que de los 20 jugadores disponibles teníamos solo un lesionado. Eso marca la eficacia de nuestra tarea”, indicó.

Consultado sobre la diferencia que existió entre la pretemporada que hicieron en enero pasado y la actual, Riberi señaló: “Ninguna pretemporada es igual porque los grupos cambian y tenemos que evaluar a los jugadores además de planificar las tareas a realizar. Tras la evaluación que le hicimos a este grupo, notamos que teníamos mejor preponderancia a la resistencia y a la potencia aeróbica pero menor fuerza explosiva. Esto hizo que las tareas que realizamos en Perico estuvieran más orientadas en este último aspecto que en las de resistencias. Ahora esperemos que los resultados nos acompañen, porque en el fútbol, sin resultados positivos, todo se derrumba como un castillo de naipes”, manifestó.

Pensando en el debut

En los dos partidos amistosos jugados contra los jujeños, el equipo traía una alta carga de entrenamiento, según explicó Riberi. “Por eso no se los vio finos con la pelota. En la medida que vayan pasando los días, se irán bajando los volúmenes de entrenamientos. Esto hará que los muchachos se pongan un poco más rápido. En estos momentos, los trabajos son muchos más específicos. No tengo dudas que vamos a llegar al debut frente a Ferro en óptimos en todos los aspectos”, aseveró el preparador físico del plantel “santo”.

Comentarios