San Martín no jugó bien y perdió ante Gimnasia de Jujuy

Antes del cotejo se vio lo mejor. El partido terminó 1-0 a favor de los jujeños.

28 Ago 2017
1

EL PLANTEL COMPLETO. Luego del show que armaron en La Ciudadela para presentar en sociedad al plantel que tendrá la misión de luchar por uno de los ascensos a Primera, los futbolistas posaron en el centro del campo de juego. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

Lo mejor de la tarde-noche en La Ciudadela se vio minutos antes de que comenzara a rodar la pelota, en un juego que de amistoso tuvo poco y en el que San Martín demostró que tiene que seguir trabajando para encontrar un funcionamiento que le permita ser protagonista del torneo de la B Nacional.

Faltaban 15 minutos para la hora estipulada para el inicio del juego cuando en medio de una lluvia de papelitos y luces multicolores el plantel completo, el cuerpo técnico, colaboradores y auxiliares del “Santo” ingresaron en fila india rumbo al centro del campo.

Allí fueron presentados, uno por uno, en sociedad y recibieron el cálido aplauso de su gente. Y en ese momento prácticamente terminó lo bueno en Bolívar y Pellegrini. Porque durante los 90 minutos del segundo amistoso “en serio” de la pretemporada, el equipo estuvo lejos de mostrar la cara que todos sus hinchas habían ido a ver.

San Martín pareció atado de pies y manos durante casi todo el partido. Sólo en algunos pasajes del primer tiempo se vieron destellos de buen fútbol.

A diferencia del encuentro jugado hace un par de días en Jujuy, esta vez el “Santo” no encontró los caminos hacia el arco del “Lobo”. Jugó con el freno de mano puesto y las triangulaciones, que habían sido su mejor virtud en el juego en la “Tacita de Plata” faltaron sin aviso a la cita.

Así y todo en la primera mitad el local fue más que su rival. Lo inquietó poco, es verdad, y eso fue porque no tuvo explosión en los metros finales.

Salvo una buena incursión individual de Franco Costa, que terminó rematando “ancho”, o una buena jugada colectiva que Walter Busse no pudo definir, San Martín no llegó con peligro al arco defendido por Javier Burrai.

Pero todas las buenas intenciones “santas” se esfumaron junto al final de la primera mitad.

Gimnasia cambió todo el equipo. Y el cansancio le comenzó a pasar factura al local. Las piernas de algunos jugadores comenzaron a dejar de responder y eso quedó a la vista cuando Alejandro Altuna quiso salir jugando desde su área y Ulises Virreyra se lo “comió” para asistir a Diego Nicolaievsky que aprovechó para marcar el único tanto del juego.

Así, con el resultado en contra y el cansancio a cuestas, San Martín ingresó en la desesperación. Y salvo un cabezazo de Rolando Serrano, que pegó en el travesaño, sus intenciones siempre murieron antes de entrar al área del “Lobo”.

San Martín no jugó bien y terminó perdiendo durante la presentación ante su público. Ahora sólo queda ponerse a trabajar para evitar que los errores se repitan por los puntos, donde las derrotas dolerán muchísimo más.

Galeano se fue muy molesto con Argañaraz

“Hizo abuso de autoridad. Me insultó y cuando le devolví el insulto me expulsó. Yo sé que estuve mal, pero él tampoco puede insultar a un jugador”. Juan Galeano mostró toda su furia a la salida del vestuario local. Habían pasado varios minutos desde que Pedro Argañaraz, lo había expulsado luego de una confusa jugada.



El juez ignoró una falta a favor de San Martín e inmediatamente sancionó una calcada a favor de Gimnasia. Galeano protestó y se ganó una amarilla, siguió hablando y el árbitro que no había sido designado por AFA para el inicio de la Superliga decidió echarlo.

Sin embargo, el volante “santo” fue más allá. Dijo que al juez inició el cruce de palabras. “Me insultó antes de que yo le diga nada”, tiró Galeano que, una vez expulsado, sacó de adentro todo su fastidio.

Primero se negaba a dejar el campo. Después le protestó al cuarto árbitro y cruzó insultos y miradas con Argañaraz a la distancia.

Diego Cagna y algunos colaboradores debieron intervenir para calmarlo antes abandonar la cancha.



Por una molestia, Prediger se quedó afuera del duelo

Sebastián Prediger (foto) había terminado el partido en Jujuy con un golpe en uno de sus gemelos. El cuerpo técnico decidió esperar hasta último momento su evolución, pero prefirió no arriesgar. Por ese motivo, el volante vio el juego de ayer desde afuera.

El campo de juego de La Ciudadela es una maravilla

No sólo está bien a la vista. Ayer, cuando la pelota comenzó a rodar, quedó demostrado que el campo de juego de La Ciudadela está 10 puntos. Sin imperfecciones y en un verde parejo, el terreno luce sus mejores galas. Lo que sí deben trabajar para mejorar es en el nuevo sistema de audio. En algunos sectores no se percibe bien lo que dice la “voz del estadio”. Un punto a corregir de cara al torneo.

Un día de descanso para recargar pilas

Luego del partido de ayer, el plantel fue licenciado por el cuerpo técnico. La vuelta al trabajo está prevista para mañana, a las 10, en el complejo “Natalio Mirkin”.

Ya están confirmados tres amistosos más

Ayer, luego del partido Diego Cagna confirmó que su equipo seguirá jugando amistosos antes de comenzar el torneo. El “Santo” enfrentará en dos ocasiones a Mitre de Santiago y se medirá una vez contra Unión Aconquija.

Lo bueno es la ausencia de las lesiones

Salvo el golpe que dejó afuera a Sebastián Prediger del partido de ayer, el plantel no sufrió lesiones durante la pretemporada y eso es algo que festejan todos en Bolívar y Pellegrini.

Comentarios