"En la calle no hay nadie; sólo se escuchan helicópteros y ambulancias", contó una tucumana

Virginia Ribó Villá vive a seis cuadras de La Rambla de Barcelona

17 Ago 2017
1

CALLES VACÍAS. La Rambla quedó desierta; sólo se ven policías, en este caso, en la puerta de El Corte Inglés. RTVE.ES

Virginia Ribó Villá vive en Barcelona desde hace un mes, pero está en España desde hace tres. Es tucumana y se encuentra trabajando en esa ciudad. Hoy la sorprendió un hecho que nunca se hubiera imaginado vivir: a seis cuadras de su casa se produjo el atentado que causó 13 muertos y decenas de heridos.

Virginia contó que la primera reacción fue llamar a sus familiares y conocidos para saber si todos estaban bien. Pero aseguró que con el paso de las horas el temor empezó a aumentar.

“Está aumentando el miedo. Están circulando audios anónimos que dicen que los terroristas pusieron bombas en todos lados. Por eso la gente no quiere salir de los locales, de los hoteles. Además, están pidiendo que la gente no salga a la calle hasta que se atrape a los terroristas”, contó .

Esta joven vive a seis cuadras de La Rambla. “Es la zona principal de Barcelona. Todo el mundo va para ahí. Por eso se dice que fue un atentado, porque planificaron hacerlo en ese lugar”, afirmó y agregó que la estación del subte que ella utiliza todos los días se encuentra en el sitio del atentado.

En este momento, Barcelona está llena de turistas. “Los residentes están todos de vacaciones, pero hay turistas por todos lados. Ahora estoy en el balcón de mi departamento mirando la calle y no hay nadie. Se escuchan muchos helicópteros y ambulancias”, describió.

Muy tenso

Otra joven tucumana que se encuentra en Barcelona, Rocío Barbona, contó que estuvo en la zona en la que se produjo el atentado. "Estaban sacando a la gente. Estaba todo muy tenso. Se escuchaban helicópteros y ambulancias. A la gente que estaba en los locales no la dejaban salir por seguridad", le contó a LA GACETA.


comentarios