Confirman 13 muertos y más de 100 heridos por el atentado en Barcelona

Una camioneta atropelló a decenas de personas en la Rambla, en el centro de la ciudad española.

17 Ago 2017

Una furgoneta atropelló esta tarde a varias personas en La Rambla de Barcelona, en España. Se trata de un atentado terrorista que causó al menos 13 muertos y más de 100 heridos. El grupo extremista Estado Islámico se adjudicó el hecho.

El corazón de la ciudad condal está cerrado al tráfico y se han evacuado los establecimientos. Los Mossos d´Esquadra (Policía de Barcelona) ya indentificaron y detuvieron a dos de los terroristas que esta tarde llevaron a cabo un atentado masivo en las Ramblas de Barcelona. Uno de ellos fue identificado como Driss Oukbair Soprano. Los agentes revisaron sus redes sociales en busca de pistas.

El sujeto vive en Ripoll, según consta en sus diferentes perfiles de Internet. Los Mossos están revisando su actividad en las redes sociales y a su entorno más próximo.



La Policía montó un gigantesco operativo para detener a los atacantes. Esas pesquisas forman parte del protocolo de actuación para evitar, entre otras cosas, fugas de familiares y posibles amigos implicados, tal y como pasó en Londres hace unos meses.

Poco después del incidente, el diario local El Periódico reportó que dos personas armadas estaban atrincheradas en un bar del centro de la ciudad catalana y aseguró que hubo tiroteos en la zona.

Servicios de emergencia

Tras el suceso, los servicios de emergencia pidieron a la gente que no acuda a la zona de la Plaza de Cataluña, uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Además, se clausuraron las estaciones cercanas de metro y tren.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que está en contacto con las autoridades y que su prioridad es atender a los heridos.

El hecho ocurrió en el pico de la temporada turística en Barcelona, una ciudad al borde del Mar Mediterráneo que es uno de los principales destinos de Europa y recibe a cerca de 11 millones de visitantes cada año.

Varias ciudades europeas han sufrido atropellos masivos desde julio de 2016, en una serie de ataques militantes que dejaron más de 100 muertos en Niza, Berlín, Londres y Estocolmo.

El testigo Ethan Spibey dijo a la cadena británica Sky News: "de repente, todo fue un auténtico caos. La gente empezó a correr gritando, hubo fuertes estallidos. La gente corrió hacia las tiendas y hubo una especie de miniestampida donde estábamos, en uno de los pasillos".

El testigo aseguró que se refugió junto a decenas de personas en una iglesia cercana. "Cerraron las puertas porque no estoy seguro de si la persona que hizo esto fue capturada ya, así que pidieron a la gente que esperara aquí", agregó.


comentarios