El “Decano” empezó en Trancas un proyecto para tratar de captar jóvenes promesas

07 Ago 2017

“Tucumán es de América” fue el slogan que eligió Atlético para promocionar su llegada a la Copa Libertadores. El sentido de pertenencia con nuestro continente era una excusa para mostrar que el equipo jugaría a lo largo y lo ancho de Sudamérica: Ecuador, Colombia, Brasil, Uruguay y Bolivia fueron los lugares que visitó hasta ahora y cuyos viajes generaron orgullo. Pero antes que de América, Atlético es de Tucumán y no sólo de la capital. Eso es lo que entendieron sus dirigentes que, a través del proyecto “Soñá en grande”, ayer comenzaron a salir al interior de la provincia para realizar pruebas a los chicos que no tienen la chance de llegar hasta 25 de Mayo y Chile.

“Queremos tener un Atlético abierto a la comunidad. Que no sólo lleguen los chicos que están a la vuelta de nuestro estadio. Por eso tomamos la decisión de salir a buscarlos y motivarlos”, explicó Mario Leito ayer en Trancas, la primera de las paradas que encierra el proyecto que se llevará a cabo durante lo que resta del año.

La cita fue en la cancha de Deportivo Trancas donde se probaron 230 niños y quedaron preseleccionados 30. Uno de ellos fue Matías Rodrigo Aguirre, de 17 años. “Es algo muy lindo y esperanzador para nosotros. Para muchos es una oportunidad única porque no todos tienen la chance de ir a hacer la prueba allá”, sostuvo el joven que quedó en esa pequeña lista final.

Aguirre nació en San Miguel de Tucumán pero vivió toda su vida en Trancas, al norte de la provincia. Jamás tuvo el tiempo o las facilidades de viajar hasta nuestra capital para mostrar sus condiciones. Ayer, las pruebas del club que está en Primera, jugó la Libertadores y juega la Sudamericana, eran a pocas cuadras de su casa.

“Que ellos hayan venido para acá es una buena actitud”, agrega Aguirre. No será el único viaje de la delegación de Atlético que ayer, además de Leito, tuvo a Enrique Salvatierra (vicepresidente primero), los integrantes de las comisiones de Inferiores, Peñas, del Hincha y varios de los cuerpos técnicos de categorías menores. En el proyecto están pautados viajes por todo el territorio de nuestra provincia.

Además del norte (Trancas), las pruebas se realizarán en el este (Burruyacu), el oeste (Amaicha del Valle y Tafí del Valle) y el sur (Alberdi y Simoca).

“Estamos muy contentos, muy conformes. Los chicos estuvieron muy motivados. Vinieron de distintos lugares de Trancas”, aseguró Gustavo Massa, secretario de deportes local, también presente durante las pruebas.

Sin dudas se trata de una apuesta que no sólo beneficia a los chicos del interior. Atlético se puede ver favorecido con promesas de jugadores que viven lejos del José Fierro y el complejo José Salmoiraghi. Un combo ideal del que podrían resultar todos ganadores.

“Queremos darle la posibilidad a los talentos de toda la provincia. En Atlético tendrán un lugar de encuentro y desarrollo deportivo”, expresó Leito sobre la experiencia.

En una parte del predio, los arqueros tenían sus pruebas y del otro, los jugadores de campo hacían lo suyo en ataque y definición. Después hubo tiempo para un poco de fútbol reducido. Las conclusiones brotaban de los entrenadores pero el resultado era un triunfo para todos.


ELLOS TAMBIÉN. Los arqueros recibieron el entrenamiento y las pruebas de Carlos Barrionuevo.  

Además de chicos, también hubo lugar para los grandes. Juan Carlos Cuellar, extremo derecho de Atlético de los años ‘70, nacido en Trancas, fue distinguido por la dirigencia de Atlético. Una camiseta enmarcada con su tradicional número 7 fue el regalo que recibió visiblemente emocionado.

Sobre el final, lanzaron dos anclas más que tiró Atlético sobre Trancas: quedó inaugurada la Peña “Locura y Pasión Tranqueña”, una más para lo que ya es un compendio de varios grupos de hinchas para el “Decano”.

Además, Leito confirmó que Trancas inaugurará una Escuela de Fútbol de Atlético en ese departamento. Más buenas noticias al norte de la provincia, en un día en el que el sol salió allí -al parecer- para los chicos y para los grandes.

Comentarios