La final se definirá en los escritorios

01 Ago 2017

BUENOS AIRES.- Un escándalo. Sólo así puede definirse lo que ocurrió el domingo, durante la final del torneo Reducido de la Primera Metropolitana, entre Deportivo Riestra y Comunicaciones. Iban 45’ del complemento y el juez Paulo Vigliano había adicionado cinco minuto. El local ganaba 2-0 el duelo revancha y estaba 2-1 en el global, pero en ese momento ocurrió lo inesperado. Leandro Freyre, jugador de Riestra que no estaba ni entre los suplentes, ingresó al campo de juego. Luego se sumaron otros hinchas y obligaron a detener la final.

Mientras en Riestra festejaron el ascenso de antemano, los jugadores de “Comu” pidieron la anulación del duelo, argumentando varias irregularidades.

Agustín Cattáneo, defensor del “Cartero”, plantó la bandera. “Un compañero recibió amenazas antes del partido. Tiene que darnos por ganado el ascenso o jugarse el partido completo nuevamente. Si deciden jugar sólo los cinco minutos no nos vamos a presentar”, explicó.

Otro dato no menor es que se determinó que Riestra agrandó las áreas, según consignaron varios medios de Buenos Aires.

La polémica dividió las aguas en AFA. Un comunicado informó que hoy se conocerá la decisión del Tribunal de Disciplina. “Este órgano se encuentra recolectando pruebas de todo lo sucedido. En base a ello se resolverá en consecuencia”, reza la misiva.

Daniel Angelici, vice primero de AFA pidió que se aplique todo el peso de la ley. “Hace mucho que la gente pide que el fútbol se apegue a los reglamentos”, pidió el titular de Boca refiriéndose al artículo 106 inciso G, que da cuenta de la pérdida de partidos por desorden o violencia en un partido. (Especial)

Comentarios