El oficialismo repudió a Macri y vaticinó que ganará las PASO por 200.000 votos

El Gobierno no se quedó de brazos cruzados frente a la agenda proselitista de Cambiemos. El gobernador y el vicegobernador replicaron al Presidente. “No quiere a Tucumán”, bramó Manzur.

27 Jul 2017 Por Gabriela Baigorrí
1

EN TIERRAS BANDEÑAS. El gobernador y los precandidatos encabezaron un acto de lanzamiento de la nómina Celeste y Blanca del Frente Justicialista; participaron miles de militantes justicialistas. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

En el corazón del club Concepción BB, en la Banda del Río Salí, los golpes contra los bombos y los redoblantes hicieron vibrar hasta la voz. “¡Aquí están los que le dicen no a Mauricio Macri!”, bramó el conductor, Ezequiel Rodríguez, antes del comienzo. La marcha peronista sonó una y otra vez a todo volumen durante la espera. Los abucheos y silbidos llovieron cada vez que se mencionaron o aparecieron en la pantalla gigante imágenes de Mauricio Macri o de José Cano. Igual de ensordecedores fueron los alaridos de vivas para dar la bienvenida al gobernador, Juan Manzur, y a los precandidatos del Frente Justicialista por Tucumán, Osvaldo Jaldo, Gladys Medina, Pablo Yedlin y Sandra Mendoza.

Esos fueron los sonidos que le pusieron música al show del peronismo provincial organizado como contracara de la visita presidencial. Con un ojo puesto en cada paso que Macri dio en la provincia y en las redes sociales, la dirigencia oficialista expresó su malestar. El acontecimiento tuvo la dinámica de un reality, en el que se iban relatando -y la gente reaccionando- en tiempo real las actividades.

Macri: “queremos saber qué hacen con el dinero de los tucumanos”

Los organizadores más optimistas calcularon que unos 8.000 militantes estuvieron bajo el tinglado. Fuentes policiales estimaron que fueron entre 3.000 y 4.000.

El escenario de la primera presentación oficial de la lista -ayer hubo tres- no fue casual: fue la sección electoral Este, en la que mejores resultados obtuvo el justicialismo durante elecciones anteriores.

Minuto a minuto

Cerca de las 11, el locutor anunció que el Presidente ya estaba en Tucumán y que se trasladaba en helicóptero por el miedo que tenía a los posibles reclamos. Silbidos e insultos tomaron el público. Minutos después, la tropilla de dirigentes -con Manzur a la cabeza- entró al club. En simultáneo, en un video se mostraron chistes sobre el Plan Belgrano que circulan en las redes sociales y un discurso de Macri que apenas se escuchó. Otra vez los silbidos y otra vez los insultos.

En Los Ralos, Macri fue "el candidato"

En las sillas de adelante, ubicadas en una tarima más baja, se acomodaron Manzur, los ministros y los postulantes. En un escenario más alto emplazado detrás, se amontonaron intendentes, legisladores, concejales y dirigentes.

El encargado de dar la bienvenida fue el organizador Darío Monteros, intendente bandeño y esposo de Medina. Agradeció a los concejales locales y a los gremialistas que, junto a militantes de La Cámpora y de Kolina, colmaron el predio. El dirigente cercano a Jaldo se deshizo en elogios para el tranqueño. “Muchos le debemos cosas y por esa deuda llenaremos las urnas”, prometió.

El conductor del mitin hizo un parate y volvió a marcar el ritmo. “¡Macri estuvo 13 minutos en Los Ralos y hubo 30 personas!”, informó jocoso y el público se rió. Las risas mermaron para dar paso a un “Olé, olé, olé, olé, Jaldo, Jaldo”.

Luego llegó el turno de los candidatos. Mendoza, cuarta en la nómina, tildó a Manzur como el “jefe de campaña” que se puso “las botas con rueditas” y que recorre la provincia. “No podemos seguir aguantando más el maltrato a Tucumán”, renegó. Yedlin, tercero en la lista, advirtió que, al elegir a Jaldo como cabeza, Manzur “puso al Gobierno a disputar la elección” y que no sólo se elegirán diputados, sino que debía enviarle un mensaje a la Nación. Ironizó qué diría el recado, con delicadeza “para que nadie se ofenda”. “Queremos que la Argentina mejore, cerrar la grieta. Queremos que todos puedan llegar a fin de mes”, dijo. Medina, segunda candidata, subrayó que el oficialismo siempre ganó las elecciones legítimamente y que el Este es peronista y los llevará al triunfo.

Macri, “¡pare la mano!”

Al mediodía, por los grupos de WhatsApp comenzó a circular un audio adjudicado al concejal capitalino radical Agustín Romano Norri (él negó que sea su voz) con insultos a Evita.

Los rostros de los presentes se transformaban cuando lo escuchaban. Como además ayer se cumplieron 65 años de su muerte, se hizo un minuto de silencio. Fue el único momento en el que el estadio permaneció inmutable. En una conferencia posterior, Jaldo afirmó que era “asqueroso y lamentable” el mensaje. “No permitiremos que estos gorilas y oligarcas digan lo que dicen. Desde el PJ lo repudiamos. A ese concejal de Cambiemos le decimos que es de poco hombre hablar contra una mujer y que da asco. Pedimos disculpas públicas”, lanzó.

Jaldo remarcó que en varias oportunidades le ganaron a Cano. “En 2015 le hemos ganado por 120.000 votos. La buena noticia es que en agosto y octubre le estamos ganando por más de 200.000. Hoy quedó muy claro lo que veníamos diciendo con el gobernador. Mientras nosotros estamos en la Banda, ellos están en Yerba Buena lanzando las candidaturas con los porteños”, contrastó. Jaldo bramó con el rostro casi bordó por el esfuerzo. Afirmó que está harto de que desde el Obelisco se tomen decisiones por los tucumanos. “Hay familias que no la pasan bien. Los tucumanos no damos más, Macri, ¡pare la mano!”, rogó con el último hilo de voz ronca. La tribuna lo ovacionó.

El cierre fue para el gobernador. Como un showman, Manzur sonrió, arengó y pidió cantitos y aplausos. “Quiero ser el primero en cantar ¡olé, olé, olé, Jaldo, Jaldo!”, invitó. “Me parece que no hemos cantado lo suficiente”, dijo y pidió el bis. Tomó unos minutos para hablarle al Presidente. “Se enoja conmigo porque le digo la verdad. ¡Se enoja! Se tiene que enojar con sus colaboradores que aumentan la luz, el gas y la comida. Sé que anda por acá; que la pase bien, Presidente; las puertas de la Casa de Gobierno están abiertas. Dice que está enojado; no nos quiere, no quiere a Tucumán”, afirmó con una sonrisa cómplice. Los abucheos otra vez colmaron el predio. “Quiero que sepan que tienen un gobernador que los quiere mucho”, añadió con tono más bajo. Después le pidió al público que piense bien antes de responder una última consulta que le haría. “¿A quién va a votar el Este? ¿A Macri o a Jaldo? ¡Contesten fuerte!”. La respuesta fue la esperada para bajar el telón del show.

Declaraciones de los funcionarios 

"Pedí al jefe de Policía que cuidara al Presidente, y que si alguien comete un delito contra él, que lo meta preso", Juan Manzur, gobernador de la provincia.

"Lamentablemente con este tipo de actitudes (difusión de audios) lo único que hace Cambiemos es dejar mal a Tucumán", Darío Monteros, intendente de banda del Río Salí.

"El mensaje de Macri me suena a un apriete. Con sus declaraciones me queda un sabor bastante amargo", Carolina Vargas Aignasse, secretaria de gobierno de la provincia.

"Estamos ganando las elecciones. Hay que esperar a contar los votos, pero creo que vamos a ganar en las tres secciones electorales", Osvaldo Jaldo, precandidato a diputado nacional.

"Debe haber un respeto institucional del presidente Macri. El gobernador Manzur representa a todos los tucumanos", Carlos Nájar, intendente de Las Talitas. 

"Sus actitudes en las últimas dos visitas han sido una falta de respeto. Debería hacer anuncios para todos los tucumanos", Marcelo Caponio, legislador y apoderado del PJ.

"Respetamos que Macri sea nuestro presidente, pese a que no coincidimos en lo ideológico. Debe respetar al pueblo", Guillermo Gassenbauer, vicepresidente primero de la cámara.

Comentarios