En Los Ralos, Macri fue "el candidato"

El Presidente habló sobre su gestión y proyectos futuros ante productores, y presentó a Cano como el próximo gobernador de Tucumán.

27 Jul 2017 Por Irene Benito
1

ANFITEATRO AL AIRE LIBRE. El presidente Mauricio Macri se dirige a los productores y partidarios de Cambiemos congregados este miércoles en un molino de Los Ralos, en el Este tucumano. la gaceta / fotos de franco vera

Gustavo Cerati cantaba: “pruébame y verás / que todos somos adictos”. La voz de Soda Stereo tapaba las conversaciones de los productores agropecuarios congregados desde temprano en el molino harinero Sanda. A las 10.49 se oyó el rugido del helicóptero que trasladaba al presidente Mauricio Macri desde Termas de Río Hondo. La nave sobrevoló dos veces el establecimiento de Los Ralos, y aterrizó en un descampado rodeado de cañas de azúcar y gendarmes. Macri se apeó con José Cano, cabeza de la lista doméstica de Cambiemos; con el intendente Germán Alfaro y con Fernando de Andreis, el secretario general de la presidencia que rápidamente se ubicó en el punto estratégico que permite mirarlo todo y, a la vez, pasar inadvertido.

Entonces Cerati “se calló”. Y Macri, después de saludar a su anfitrión Santiago Colombres Garmendia (pariente de Alberto Colombres Garmendia, pata ‘PRO’ de la alianza que es gobierno en la Nación y oposición en Tucumán), se quitó el saco, se sacó el suéter y se volvió a poner el saco. El sol de Los Ralos derretía el invierno y no había sombra para el Presidente. La platea observaba la escena con una sonrisa cómplice: también había traído abrigo por demás y pasado calor. Durante la espera con café y tortillas, agricultores grandes, medianos y pequeños se mezclaron con políticos, y con un perro manchado que en una pata lucía la pulsera naranja de invitado. En ese tinglado los pronósticos políticos se cruzaron con apostillas sobre el clima y el mercado: se dijo que “la radicalización” del gobernador Juan Manzur beneficiaba a la oposición; que en los comicios de agosto y octubre Cano se jugaba su carrera; que las encuestas permitían soñar con mejorar la cosecha de votos de 2015 y que al campo, que vive de las exportaciones, lo favorecía la suba del dólar.

Mafias, corrupción y narcotráfico: las 10 frases más fuertes de Macri en Tucumán

Alistado el orador principal, Cano tomó el micrófono y alabó al jefe de Estado por regresar al Este, el territorio más hostil para Cambiemos. “Recuerdo que hace apenas un año y ocho o nueve meses estuvimos muy cerca de aquí con todos los factores de la producción del Este tucumano, la zona más pobre de la provincia, y que Mauricio se comprometió a volver. Su principal atributo es cumplir con la palabra empeñada y cumplió con los productores”, dijo Cano. En ese momento exacto Macri pasó de ser el mandatario en funciones que vino a apoyar la oferta electoral tucumana de Cambiemos para convertirse en “el candidato”. Si hasta Cano parecía el padrino político del Presidente. “Eliminó las retenciones al maíz y al trigo; reintegró el 5% extra a las provincias productoras de soja del Plan Belgrano y está ejecutando el programa más ambicioso para nuestra región: la recuperación del Belgrano Cargas”, recordó el radical sin olvidar el aumento del corte de etanol que benefició al sector azucarero y que el campo juega “un rol trascendental”. Entonces Cano incluso se animó a arriesgar un título que nada tenía que ver con las circunstancias: “el Presidente se está inclinando cada vez más hacia River Plate y dejando su afecto por Boca”.

Sonrisas y aplausos futboleros dieron pie a Macri para replicar el chiste con un comentario que también fue festejado. “En la vida siempre hay que saber terminar a tiempo. En la última parte derrapó el gobernador (sic), digo el futuro gobernador”, expresó. Dicho eso, saludó y llamó la atención sobre el día maravilloso que les había tocado. En los 11 minutos subsiguientes, el Presidente describió las conquistas de su período, y anticipó que prepara más medidas para favorecer la creación de empleo genuino y la expansión del sector privado, como la posibilidad de constituir una sociedad anónima en 24 horas y de digitalizar la contabilidad. Pidió a los empresarios que lo ayuden con su prioridad: reducir la pobreza. Ni una vez mencionó las primarias de agosto y los comicios de octubre ni a los restantes aspirantes a diputado que lo escuchaban en el centro del auditorio improvisado: Beatriz Ávila, Roberto Sánchez y Colombres Garmendia. Alfaro y su funcionario Walter Berarducci, y el intendente Sebastián Salazar ocuparon los restantes asientos del estrado.

Macri habló sobre De Vido: "hoy se define quiénes estamos de un lado y quiénes están del otro"

“Estoy aquí porque soy un fanático de ustedes”, aseguró Macri. Dijo que su preocupación pasaba por facilitar el comercio y el transporte, y que el tren Belgrano Cargas había dejado de ser “un cuento de la buena Pipa”: luego advirtió que sólo los más grandes iban a entender la acotación (que alude al mundo de lo irreal). A continuación retornó al plano tangible y relató: “lo más importante es que hoy (por ayer) aterricé en Termas porque estamos invirtiendo $ 1.400 millones en el aeropuerto (Benjamín) Matienzo. ¿Por qué? ¡Porque Tucumán va a estar conectada al mundo sin pasar por Ezeiza ni Buenos Aires! ¡Quiero que todos los argentinos tengan las mismas oportunidades!”. Macri habló de crecimiento: de que crezcan el acceso a internet y la confianza; los emprendimientos y los trámites a distancia; el “sí se puede” y la perseverancia. Y llamó una vez más a convertir a Argentina no ya en el granero sino en el supermercado del mundo. “El candidato” volvió a ser entonces el Presidente en funciones, y una multitud se abalanzó sobre él para sacarse selfies, hablarle, tocarlo y entregarle peticiones, como recursos para asistir a las víctimas de la droga (se informa por separado).

Tironeado por la multitud que lo rodeaba, Macri avanzó hasta la camioneta negra que lo depositó al pie del helicóptero junto a Cano, De Andreis y un par de colaboradores. Unos despegaron y los otros regresaron a sus ocupaciones urbanas o campestres mientras en el molino harinero sonaba “A little respect” (“Un poco de respeto”), el clásico de Erasure que de repente hizo juego con el comentario ineludible en Los Ralos, donde algunos festejaron que, en una entrevista previa al viaje hacia Tucumán, Macri haya exigido al gobernador Manzur que “vuelva a comportarse de forma respetuosa”.

"Le hicimos saber a Macri que Tucumán es tierra arrasada por el narcotráfico y los delincuentes"

¿Por qué el Este?

La reunión con productores tuvo lugar en una zona donde el gobierno provincial arrasa

El lugar y los invitados de la primera actividad del presidente Mauricio Macri respondieron a razones muy pensadas. La reunión tuvo lugar en el Este (Los Ralos) porque en ese territorio el oficialismo provincial arrasa. Y estuvo dirigida a los productores porque estos son potenciales fiscales de los comicios: no sólo aportan su personal sino también sus vehículos y recursos. En la reunión de ayer también había eventuales aportantes a la campaña: se trata de empresarios que contribuyen a los gastos proselitistas.

Seguridad 

Gendarmería rodeó el establecimiento

La ausencia de policías provinciales fue compensada por la superabundancia de gendarmes. A tono con la decisión de evitar contacto con las autoridades de los poderes políticos locales, Presidencia de la Nación desplegó un operativo de seguridad en Los Ralos exclusivamente a cargo de las fuerzas que dependen de la Casa Rosada. Gendarmería rodeó el establecimiento Sanda, donde el Presidente estuvo alrededor de 30 minutos.

Ex compañeros

Dos egresados del colegio Newman asistieron a la actividad en Los Ralos

Se sentaron juntos y charlaron animadamente. Cuando LA GACETA les preguntó si eran compañeros de colegio del Presidente, ellos se limitaron a decir “sí, fuimos con él al Newman” y “gracias, pero no queremos salir en los medios”. En Los Ralos, los egresados se negaron a identificarse pero dijeron que guardaban un buen recuerdo de Mauricio Macri.

Comentarios