Un fiscal investiga si hubo clientelismo en un reparto de mercadería

Noguera, intendente taficeño, fue citado para hoy por el fiscal federal general; el radical Cano negó que se trate de un caso de clientelismo.

20 Jul 2017

La Justicia Federal de Tucumán investigará de oficio si se cometió algún delito en el operativo de asistencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que desencadenó, el martes, el primer escándalo político de la campaña entre oficialismo y oposición.

Ese día, personal de la delegación local de ese organismo nacional retiró mercadería de depósitos en Tafí Viejo y, en una calle del barrio Lomas de Tafí, los trasladó hacia vehículos de menor porte. La polémica surgió porque del operativo participaron camiones de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. De inmediato, el intendente de Tafí Viejo, el oficialista Javier Noguera, denunció que esos bienes serían destinados a prebenda electoral para las PASO del 13 de agosto. La funcionaria macrista Laura Costa, en tanto, negó esa versión y habló de presiones políticas del oficialismo.

Según pudo determinar LA GACETA, el fiscal general Gustavo Antonio Gómez actuó de oficio ante las declaraciones de Noguera y lo citó para hoy a las 9 a los tribunales federales de Las Piedras y Congreso. También podría intervenir en el escándalo la Justicia provincial, ya que el radical Gumersindo Parajón solicitó por escrito a la fiscala Adriana Giannoni que indague sobre lo sucedido en Tafí Viejo. “Tiene la obligación de investigar por la limpieza del proceso electoral y por el bien del sistema democrático y de los tucumanos, que se verían perjudicados por las inmoralidades que se cometen a través de las dádivas y la prebenda. Esto demuestra que la inmoralidad no tiene ideología; mucho menos en aquellos que solicitan la reforma electoral”, remarcó el titular de Pueblo Unido, partido que integra la alianza oficialista Frente Justicialista por Tucumán (FJT).

Ayer, ni el gobernador, Juan Manzur, ni el vicegobernador en licencia y precandidato a diputado, Osvaldo Jaldo, se refirieron al escándalo generado. Sí lo hizo, en cambio, el ministro de Desarrollo Social provincial, Gabriel Yedlin. “Los ministerios ayudamos a la gente todos los días de una u otra manera; sería hipócrita decir que no corresponde. Pero la dinámica de cómo fue es rara. No tienen por qué hacerlo así. Es muy sospechoso”, consideró. Afirmó que las dudas se generan por el traspaso de la mercadería y por las explicaciones que no habrían sabido dar quienes estaban a cargo de la situación ante el control de la Municipalidad taficeña. “Cosas similares pasaron en gestiones anteriores, la ex ministra de Desarrollo nacional Alicia Kichner era muy discrecional con algunas provincias y municipios, como lo son ellos hoy. No me extraña que la Nación ayude en Tucumán a Alfaro, porque es un referente de Mauricio Macri. Es lógico que ayude a Alfaro en la campaña de esta manera tan directa. Prometieron a la gente cambiar y no cambiaron nada. Hay que ser prolijos y respetuosos de la gente que menos tiene en tiempos electorales”, opinó.

José Cano, primer postulante por Cambiemos, negó que haya vinculaciones electorales con el operativo del martes. “Quieren hacerle creer a la gente que somos todos iguales y no es cierto. El operativo de entrega de Ayudas Urgentes forma parte de la actividad cotidiana de esa repartición. Pareciera que al oficialismo tucumano le molesta que se asista a los que más necesitan sin intermediarios”, arremetió el radical.

“Están muy nerviosos. Les molesta que estemos poniendo fin al clientelismo político del que ellos hicieron uso y abuso durante todos estos años. En lugar de preocuparse por el camión oficial que traslada las ayudas estatales, deberían dar explicaciones de las razonas por las que hay gente que no tiene elementos básicos para vivir con dignidad”, cerró Cano.

EN LOMAS DE TAFÍ. Los camiones de Desarrollo Social de la Nación que fueron denunciados por Noguera. 

Comentarios