Colombia reitera su compromiso de erradicar más cultivos de hoja de coca

El vicepresidente de la Nación reafirmó que su país eliminará unas 100.000 hectáreas

15 Jul 2017

BOGOTÁ- El Gobierno colombiano reiteró ayer su compromiso de erradicar este año 100.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca a raíz de un informe de la ONU que reveló un incremento de las plantaciones y de la producción de cocaína en el país.

Según el más recienteinforme de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), los cultivos de hoja de coca pasaron de 96.000 hectáreas en 2015 a 146.000 en 2016, lo que representa un incremento del 52 por ciento en los territorios afectados por esas plantaciones ilegales.

El estudio indica que el aumento de los cultivos fue detectado principalmente en los departamentos de Nariño, Putumayo (sur) y Norte de Santander (noreste).

Asimismo, el organismo señaló que la producción potencial de cocaína tuvo un aumento del 34 por ciento, al pasar de 646 toneladas en 2015 a 866 en 2016.

La UNODC presentó su informe a nivel mundial el 22 de junio, pero la oficina de las Naciones Unidas divulgó hoy las cifras del caso colombiano en una reunión llevada a cabo en la sede de la Vicepresidencia en Bogotá.

El vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, dijo que el Gobierno ya conocía las cifras y que por eso sigue dispuesto a cumplir con el compromiso de erradicar 100.000 hectáreas de hoja de coca este año. “Que nadie se llame a engaño pensando que el Gobierno bajó la guardia. Que nadie se llame a engaño pensando que estas cifras inmovilizan al Gobierno”, advirtió Naranjo. Al citar cifras oficiales, Naranjo dijo que hasta comienzos de este mes se habían erradicado 20.297 hectáreas de hoja de coca, por lo que la tarea tendrá que ser más intensa en el segundo semestre del año.

Planes oficiales

Los planes del Gobierno consisten en erradicar 50.000 hectáreas de forma forzosa y otras 50.000 mediante la sustitución voluntaria.

La UNODC señaló que “aunque los datos indican una situación preocupante, el escenario en Colombia se muestra propicio para una solución sostenible a partir de la transición de una estrategia centrada en los cultivos a una estrategia centrada en la transformación de los territorios y en las comunidades”.

“Empieza a consolidarse un panorama de confianza entre el Estado y las comunidades para la construcción conjunta de soluciones sostenibles. Para ello serán necesarias acciones coordinadas, focalizadas e integrales que enfrenten las economías ilícitas y el crimen organizado y permitan a las comunidades tomar decisiones libres sin la presión de grupos armados”, señaló la UNODC. (DPA)

Comentarios