Los clonadores de tarjetas podrían quedar libres por falta de traductores

1

CAJEROS AUTOMÁTICOS. En estos dispotivos se suelen realizar las clonaciones de tarjetas. FOTO TOMADA DE ADN SUR

La defensa de los brasileños pidió nulidades.

12 Jul 2017

Los dos hombres brasileños que se encuentran detenidos desde la semana pasada acusados de fraude a una entidad bancaria y a sus clientes esperan un fallo que podría dejarlos en libertad; su defensa planteó ante la Cámara de Apelaciones la nulidad de la indagatoria, por falta de traductores de portugués, y de la detención, porque habría sido firmada por un juez al que la abogada de los acusados -Geraldine Salazar- habría recusado.

En diálogo con LA GACETA, Salazar adelantó que no podía dar demasiados detalles sobre la estrategia de la defensa, pero admitió que se quejó ante un tribunal superior sobre las primeras actuaciones del caso, que estuvieron a cargo del fiscal Arnoldo Suasnábar. Ahora, en feria, la causa quedó en manos de Adriana Giannoni. “La defensa, convocada a los actos de indagatoria, notó una situación de total irregularidad. Se trataba de dos ciudadanos extranjeros y no había un traductor. Además, no es un portugués corriente el que ellos hablan, porque es de una localidad de Brasil, con sus propios dialectos”, afirmó, y contradijo la información que maneja la Policía sobre su origen: en las actas, figura que son oriundos de la capital.

Según consta en las actas, cuando se le dio la palabra a uno de los detenidos, este dijo “no entiendo”. “Fue escandalosa la audiencia, se suspendió. Con los dos imputados querían hacer lo mismo. Nosotros nos amparamos en la garantía de que no había traductores, pero el fiscal quería seguir adelante”, acusó la abogada.

Tras un día de aprehensión, el viernes Suasnábar pidió la detención de ambos hombres, de 30 y 50 años, que fue admitida por el Juzgado de Instrucción. “Esa detención lleva la firma del juez (Víctor Manuel) Pérez, a quien tengo recusado desde hace 10 años por otro caso”, agregó, sin dar más detalles.

Si los jueces hicieran lugar a los planteos, o al menos a uno de ellos, los dos hombres podrían quedar libres. Además, la abogada dice que los deberían liberar “porque son delitos en grado de tentativa”. Y también baraja la opinión de que, en cualquier caso, deberían ser extraditados a Brasil. Por lo pronto, la embajada de ese país ya fue notificada de esta situación.

Las capturas

El más joven de los detenidos fue capturado cuando un cliente del banco ubicado en General Paz y Colón le dijo a la Policía que, al quitar su tarjeta de débito del cajero automático, se había desprendido algo. Al revisar las cercanías, encontraron al acusado con varios elementos que se utilizan en skimming, un delito con el que se copia la banda magnética de una tarjeta y se obtiene su clave.

El hombre de 50 años, por otro lado, fue encontrado cerca de la terminal de ómnibus, luego de que abandonara su hotel para dejar atrás la provincia. En su bolso tenía 54 tarjetas clonadas. En la habitación que había alquilado, luego se encontraron elementos que sirvieron para robustecer la acusación, como una cinta adhesiva con pegamento en los dos lados -que se usaría para copiar las bandas magnéticas-, un adhesivo con instrucciones para operar con los plásticos y elementos informáticos.

Por el momento, ambos se encuentran alojados en las comisarías 8° y 12° de la capital.

Comentarios