Muerte en la Policía: ella había sido denunciada en 2014 por "amenazas y acoso"

Por ese incidente, la fuerza le retiró el arma y ordenó que se le hicieran pericias psicológicas.

11 Jul 2017
1

INVESTIGACIÓN. Se espera los informes fundamentales de Criminalística, médicos forenses y el dermotest de ambos. LA GACETA / DIEGO ARÁOZ

La noticia conmocionó los tucumanos: dos efectivos de la Policía aparecieron muertos a balazos en la esquina de pasaje Bascary y Viamonte. Se trata de Cinthya Romina Benedetti, oficial ayudante de 30 años, y de su compañero, Franco Exequiel Piqueras, personal transitorio, de 25. Ambos fallecieron a 100 metros de su lugar de trabajo, la división Homicidios, y, pese a las hipótesis y rumores, aún no está claro el móvil del crimen.

Una oficial de la Policía habría asesinado a un agente y luego se quitó la vida

Sin embargo, una de las principales hipótesis que comenzó a girar entre los efectivos de la fuerza y fue abonada por algunos testigos, es que ella lo habría asesinado y luego se habría quitado la vida. Por el momento, los investigadores -a cargo de la fiscala Adriana Giannoni- esperan los informes fundamentales, de Criminalística, médicos forenses y el dermotest de ambos.

Pero con el avance de las horas, esa hipótesis va tomando más fuerza. Según fuentes judiciales, ella ya había sido denunciada en 2014 por otro policía -también compañero de ella y con quien habría tenido una relación- por acoso y amenazas.

Según se supo, en aquel momento la mujer policía le había dicho que se iba a matar delante de él y de toda su familia si es que no retomaban la relación que mantenían.

Por ese incidente, la fuerza le había retirado el arma reglamentaria a la mujer, y se había ordenado que se le haga una pericia psicológica.

La oficial, en aquella oportunidad, pasó los informes psicológicos, tanto de la Policía como de un profesional particular; un tiempo después regresó a su trabajo.

Muerte



Ayer, alrededor de las 18, los vecinos de la zona escucharon una fuerte discusión a la que le siguieron al menos tres disparos de arma de fuego. Cuando salieron a la calle se encontraron con una mujer y un joven tirados en el piso. La oficial tenía un disparo en la cabeza y el agente al menos dos impactos en el cuerpo. Los policías trabajaban juntos y habrían tenido un romance desde hace un tiempo.

La noticia fue recibida con sorpresa y estupor dentro de la fuerza. Se estima que el caso será investigado por la división de la Dirección General de Investigaciones que disponga la fiscala; en general, estos casos suelen quedar en manos de quienes eran superiores, compañeros e incluso amigos de los fallecidos, pero esta será una excepción.

En Esta Nota

Policía de Tucumán
Comentarios