Vacaciones al aire libre o bajo techo

Estamos a mitad de año y el cuerpo nos exige un descanso. Las vacaciones de invierno se convierten en ese espacio donde respiramos y tomamos el impulso una vez más para seguir en la segunda vuelta de la rutina, pero con mucha más fuerza. En este suplemento te vamos a mostrar distintas opciones para disfrutar de estos días.

08 Jul 2017
1

A pesar del frío invernal, es bueno salir de casa, desenchufarse y encontrarse con amigos -o con uno mismo- fuera de las cuatro paredes. 
Un buen picnic
Hoy, mañana o cualquier día de estos ármate un picnic y cambiá la energía del día. 
Este plan es ideal para airearse y absorber buenas ondas. Comenzás con un permitido rico, unos mates calentitos y mucho aire puro en cualquier parque o plaza que tengas cerca de casa. 
Si tenés hijos andá con ellos, jugá a la pelota, llevá a tu mascota y tirate en el césped a hacer “fotosíntesis” un día que haya sol y quieras renovar tu cuerpo en contacto con la naturaleza.
Parques
Si sos de los que no tienen miedo y tenés ganas de hacer algo diferente, andá a los distintos parques de diversiones y subí a algunos juegos locos. Gritá y a descargá la primera mitad del año.
En el Parque 9 de Julio estarán instalados los juegos como el Martillo y la vuelta al mundo, para sumar adrenalina a un día común y corriente. 
Otra opción es el Parque Avellaneda, dónde te vas a poder encontrar con los entretenimientos más clásicos: el gusano, el samba y los eternos autitos chocadores. 
Y si solamente querés pasar un momento tranquilo, los merenderos o los asadores de cada parque están disponibles para un almuerzo diferente. 

A pesar del frío invernal, es bueno salir de casa, desenchufarse y encontrarse con amigos -o con uno mismo- fuera de las cuatro paredes. 

Un buen picnic

Hoy, mañana o cualquier día de estos ármate un picnic y cambiá la energía del día. 
Este plan es ideal para airearse y absorber buenas ondas. Comenzás con un permitido rico, unos mates calentitos y mucho aire puro en cualquier parque o plaza que tengas cerca de casa. 
Si tenés hijos andá con ellos, jugá a la pelota, llevá a tu mascota y tirate en el césped a hacer “fotosíntesis” un día que haya sol y quieras renovar tu cuerpo en contacto con la naturaleza.

Parques

Si sos de los que no tienen miedo y tenés ganas de hacer algo diferente, andá a los distintos parques de diversiones y subí a algunos juegos locos. Gritá y a descargá la primera mitad del año.
En el Parque 9 de Julio estarán instalados los juegos como el Martillo y la vuelta al mundo, para sumar adrenalina a un día común y corriente. 
Otra opción es el Parque Avellaneda, dónde te vas a poder encontrar con los entretenimientos más clásicos: el gusano, el samba y los eternos autitos chocadores. 
Y si solamente querés pasar un momento tranquilo, los merenderos o los asadores de cada parque están disponibles para un almuerzo diferente. 

LUGARES CERRADOS

Paseo por el shopping 

Una tarde de café y paseo puede que no sea tan original. Sin embargo, si lo planificás como un día de relax, quizás sea el gran momento en el que te dedicás a vos mismo. Durante los días de semana, antes o después del trabajo, es posible que pasés delante de una vidriera y no prestés mucha atención o,  a veces, te quedás con ganas de mirar más, pero estás apurado. 

El momento ideal es ahora, en las vacaciones. Fijate qué te hace falta y si querés cambiar de estilo o renovar tu placard. 

Fútbol cinco 

Una actividad deportiva también es una idea genial para ponerte al día con tu cuerpo. Organizá un par de encuentros en una cancha techada con tus amigos y que sea la excusa perfecta para un tercer tiempo con mucha comida y charlas que quedaron en el pasado por tanto trabajo. 

Pileta climatizada

El invierno no es un impedimento para nadar y relajarse en el agua. Una gran idea es sumergirse en una pileta climatizada y, si es un jacuzzi que tiene hidromasaje, mucho mejor.

Nada como poner la mente en blanco por unos minutos y dejarse sorprender con nuevas ideas.

Comentarios