"Pigu" Romero la remó como pudo en el US Open

El tucumano venía mal pero sobre el cierre mejoró: tiene chances de avanzar

EN LA ELITE. Andrés Romero se dispone a pegar, ante la atenta mirada del público. USA Today Sports EN LA ELITE. Andrés Romero se dispone a pegar, ante la atenta mirada del público. USA Today Sports
16 Junio 2017

Si hasta la semana previa a esta 117ª edición del US Open, el campo de Erin Hills, ubicado en las afueras Milwaukee, era prácticamente desconocido para la elite, con seguridad, después de que culmine el segundo Grand Slam de golf del año, la mayoría de los golfistas se llevará un grato recuerdo de este campo escondido dentro del estado de Wisconsin.

Erin Hills es sencillo de jugarse, pero es letal si el error surge en cualquier zona de la cancha. El fairway suele ser un surco en comparación a los infalibles roughs.

Publicidad

O sea, para sobrevivir a Erin Hills es inevitable alejarse del segundo corte de césped. Y en esa anduvo Andrés Romero, evitando caer en la telaraña de una hierba pegajosa. Le costó a “Pigu”. Tuvo que remarla bastante para presentar una primera ronda de 74 golpes (+2) y quedar ubicado de manera transitoria en el puesto 91, lejos de la zona de paso del corte clasificatorio.

Fue complicada la jornada para el de Yerba Buena: comenzó con bogeys en los hoyos 2 y 3 y medio que compensó con un birdie en el 7. La vuelta fue su cruz. Firmó cuatro bogeys (11, 12 y 14), aunque para su fortuna sobre el cierre reaccionó con birdies en los hoyos 16 y 18. “Pigu” debe hoy acertar fairways para ganarse una chance. Deberá seguir los pasos del estadounidense Rickie Fowler, que ayer brilló. El joven maravilla entregó una vuelta sin errores, con siete birdies, suficientes para cerrar con 65 (-7) y comandar en soledad.

Publicidad

El argentino que anduvo bien fue Ángel Cabrera. “Pato” firmó 71 (-1) impactos y quedó top 25°.

Comentarios