La Facultad de Artes responsabiliza a la UNT y a la Nación por la falta de validez de sus títulos

Las autoridades académicas afirman que hicieron todos los pedidos al Rectorado para que se regularizara la entrega de los títulos, y que les respondieron que los documentos eran retenidos por el Ministerio de Educación de la Nación.

15 May 2017
1

La situación de los títulos emitidos por la facultad de Artes de la UNT a sus graduados de la licenciatura en Artes Plásticas ha generado no sólo preocupación, sino también que un grupo está decidido a iniciar acciones legales. Al perjuicio que les ocasiona la demora en la entrega (en algunos casos, casi 20 años) se le suma, específicamente a los licenciados en Artes Plásticas, la falta de validez nacional.

Esto se debe a que la carrera no cuenta con la resolución que emite el Ministerio de Educación de la Nación para otorgarle reconocimiento oficial. Este requisito se incorporó en 1995, cuando se sancionó la Ley de Educación Superior (LES). Antes de esa norma, las universidades otorgaban validez nacional en el marco de su autonomía. En el caso de las carreras preexistentes a 1995 tuvieron que hacer trámites para obtener la validación nacional.

Las autoridades de la Facultad de Artes explicaron que en 2013 presentaron los papeles para este trámite. Lo que no se sabe es que sucedió desde 2013 a la fecha. Dicen que es responsabilidad de la UNT. “Se hicieron los respectivos pedidos para que la UNT regularizara la situación de nuestra unidad académica. A comienzos de 2017, la UNT informó a las unidades académicas que los diplomas de aquellas carreras de las distintas facultades que no poseían Resolución Ministerial, ni la consecuente validez nacional, serían retenidos por disposición del Ministerio”, señalaron en un comunicado. Pero el director de Gestión Universitaria de la Nación, Paulo Falcón, dijo que no se retiene “ningún diploma o certificado universitario en el ministerio”. “En todos los casos el trámite de legalización no se extiende a más de 15 días, por lo que las demoras en la entrega son previas o posteriores”, puntualizó. Lo que no aclaró es qué va a pasar con los títulos ya emitidos sin validez nacional.

En cuanto a la demora, la LES dice que no puede ser de más de 120 días. Esto es casi como una cachetada para los egresados de Artes, no solo de la Licenciatura en Artes Plásticas. La situación es igual en todas las carreras que se dictan en esa unidad académica.

Hay demoras insólitas. Como por ejemplo lo que le sucedió a Osvaldo Reñé, diseñador de Interiores. “Me recibí a los 30 años, me entregaron el diploma a los 49 años y hace dos semanas, a los 53 años, me entregaron el certificado”, cuenta. Y agrega: “Imagínese las oportunidades de trabajo y los beneficios económicos que perdí durante años. Cuando me entregaron el diploma, tampoco me sirvió de mucho, ya que sin el certificado analítico, el diploma no es más que un cartón con letra impresa ¿Quién me va a responder por eso? ¿La decana (Raquel) Pastor o la vicedecana (Silvia Agüero)?”.

Ya en 2009 LA GACETA había alertado sobre demoras en la entrega de hasta cinco años. Aquella vez, se anunció la creación del área de Títulos para agilizar los trámites.

ANÁLISIS

Los presos de la burocracia

Natalia Viola - LA GACETA

La primera pregunta que la lógica empuja a hacerse es: ¿Por qué esto no sucede con carreras como Medicina, Odontología, Ciencias Económicas? La ley de Educación Superior (Nº 24.521) en su sección segunda (Régimen de Títulos) señala con claridad: “el reconocimiento oficial de los títulos que expidan las instituciones universitarias será otorgado por el Ministerio de Cultura y Educación”. La norma fue sancionada en 1995, por lo tanto resulta inexplicable cómo en 2017 los egresados de la Licenciatura de Artes Plásticas se dan con la noticia de que sus títulos no valen si salen de la provincia. ¿Qué responsabilidad le cabe a la facultad y a las autoridades del Rectorado? ¿Es suficiente con decir que los trámites se hicieron en 2013 (18 años después)? ¿Los egresados no merecen una respuesta respetuosa? ¿No fueron engañados en su buena fe?

Se plantea otro interrogante: Los egresados que tienen la bendición de tener el título, ¿deben hacer un trámite de validación? ¿Cómo se le dice a alguien que esperó 20 años que deberá hacer otro trámite?

Comentarios