Diez puntos para entender por qué un concejal de Yerba Buena lleva siete meses sin asumir - LA GACETA Tucumán

Diez puntos para entender por qué un concejal de Yerba Buena lleva siete meses sin asumir

Rodolfo Aranda aún no pudo ocupar su banca por el rechazo de los ediles que se oponen al intendente Campero.

03 May 2017
1

CONCEJO DELIBERANTE DE YERBA BUENA. La pelea política estalló en las oficinas del edificio de la Solano Vera. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

1 - En septiembre del año pasado, el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, convenció al ex concejal Lisandro Argiró para que abandonara su banca en el Concejo Deliberante de esa ciudad, y asumiese en su gabinete, como secretario de Gobierno.

2 - El 4 de octubre, la Junta Electoral Provincial le comunicó al Concejo Deliberante de Yerba Buena que la silla dejada por Argiró debía ser cubierta por Rodolfo Aranda, el postulante que le seguía en la lista.

 3 - Desde entonces, Aranda reclama que le permitan asumir. Los ediles oficialistas Javier Jantus, Marcelo Rojas y José Macome hicieron presentaciones y acciones en pos de ese objetivo. No obstante, chocaron siempre con la fuerza de sus otros colegas, unidos en contra del intendente.

4 - Aranda tiene 56 años y tres hijos. Es comerciante. Fue director de saneamiento ambiental de Campero, antes de renunciar al cargo con la pretención de asumir en el Concejo. También se desempeñó como asesor de Juan Casañas en el Congreso de la Nación. Renunció cuando decidió trabajar con Campero, durante su campaña. En distintos períodos, trabajó como asesor en la Legislatura. Fue secretario general de la UCR.

 5 - En la última sesión del Concejo, unos 15 días atrás, la mayoría opositora a Campero aprobó la creación de una comisión investigadora del pliego del candidato. La ordenanza fue impulsada por el triunvirato que preside el cuerpo, Benjamín Zelaya, Lucas Cerúsico y Héctor Aguirre. Entre sus argumentos, sostienen que se debe analizar la conducta de Aranda antes de tomarle juramento, pues sospechan de posibles negligencias. En concreto, creen que, mientras dirigía las oficinas municipales de Atención al Vecino y Sanidad Ambiental, les cobró a los feriantes de la Plaza Vieja unos impuestos de modo indebido y arbitrario.

 6 - Actualmente, la sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, a cargo de los camaristas Rodolfo Novillo y Carlos Giovanniello, debe pronunciarse al respecto, luego de que Aranda presentara un recurso de amparo (el 6 de marzo).

7 - ¿Qué dice el amparo de Aranda? En síntesis, que se trata de una omisión arbitraria. Y que la mora del Concejo constituye una burla y un agravio a la voluntad popular.

8 - ¿ Qué hicieron los camaristas? Le preguntaron al Concejo qué pasos administrativos se habían cumplido para que se concretara la asunción. El presidente de ese cuerpo, el radical Benjamín Zelaya, respondió que el demandante no había completado la documentación y que tenían dudas sobre su desempeño mientras fue funcionario de Campero. Al recibir esa respuesta, los camaristas les solicitaron más precisiones. El plazo para brindar esos datos estaría venciendo por estos días.

9 - Ahora bien, lo que se ha puesto en debate, hasta aquí, son otras cuestiones, que sobrepasan la coyuntura política. ¿Hasta dónde tienen facultades los órganos legislativos para impedir la asunción de sus representantes? Es decir, ¿hasta dónde las mayorías pueden impedir la asunción de las minorías? ¿Es legal o legítimo que no se incorpore al décimo edil? ¿Se trata, o no, de una lesión al principio de soberanía popular? ¿Cuál debiera ser el rol de los ciudadanos? ¿Cuáles son las implicancias de la judicialización de la política?


RODOLFO ARANDA. Intenta asumir como concejal desde el año pasado. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARAOZ

10 - Expertos consultados por LA GACETA (politólogos, constitucionalistas, etcétera) marcaron los siguientes conceptos:

- Es importante que los espacios de representación se encuentren ocupados, y no judicializados o en el aire.

- Los cuerpos legislativos son la expresión más plena de la diversidad en el Estado, pues recogen las miradas de las distintas posiciones políticas. Por ello, cualquier anomalía resulta negativa.

- El caso Aranda ha evidenciado la incapacidad de los políticos para resolver sus propios problemas. Lo que se pone en tela de juicio no es sólo la honestidad de los gobernantes, sino su incapacidad.

- El funcionamiento entorpecido de un cuerpo legislativo constituye una amenaza. La actividad de los parlamentos es la que garantiza el lazo representativo.

- Negarle la asunción a Aranda es un acto de arbitrariedad manifiesta y de gravedad institucional, pues lesiona la sobería del pueblo, que gobierna a través de sus representante.

- La Ley Orgánica de Municipalidades Número 5.529 establece la categoría que le corresponde a cada distrito. En el caso de Yerba Buena, ha sido rotulada en la segunda categoría del régimen, lo que conlleva -entre otras cosas- a que su Concejo esté compuesto por 10 miembros. Esa configuración legal no puede ser modificada sin incurrir en un acto de abuso de autoridad.

- En Tucumán se hace necesario fortalecer los órganos de control. Son los espacios de discusión, deliberación y acuerdos. Ahí se apoya o limita las acciones de los gobiernos de turno.

- Estas situaciones sólo sirven para que se cuestione la legitimidad de los representantes, y, en general, del sistema político. Contra ello, el mejor antídoto es la participación de los ciudadanos. Los yerbabuenenses deben asumir el compromiso de reforzar la calidad de sus gobernantes.

- Cuando está en juego la salud del Estado de derecho, las cuestiones de la política sí deben ser justiciables. No obstante, esa intervención sólo será sana si logra encauzar el proceso. Si devuelve la pelota al ámbito de la política, para que sean sus protagonistas quiénes continúen el juego.

- Entre otras cosas, no se puede ignorar que lo que se está disputando son los 2/3 de los votos: La mayoría especial es de nueve (como es ahora) seis (como es ahora). De 10 (como debería ser) siete. Cuando se componga el Concejo en su totalidad, esos 2/3 ya no estarán cantados, porque habrá cuatro ediles afines al intendente y seis contrarios (hoy).

Comentarios