El paro en Tucumán: aulas vacías, pero pocos maestros en las calles

El acatamiento fue alto porque la mayoría de los establecimientos públicos y privados estuvieron desiertos. No obstante, la convocatoria a la plaza fue escasa

07 Mar 2017
1

RECHAZO. Dirigentes y afiliados a gremios como Sadop y UDT objetaron el aumento del 23% que dio la Provincia. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Hubo tirones de oreja durante la primera jornada del paro nacional convocado por los docentes en reclamo de paritarias nacionales, a la cual se adhirieron los sindicatos de trabajadores provinciales y municipales. La protesta de los docentes tuvo un alto acatamiento por parte de gremios como Sadop (privados) y UDT, que no participaron del acuerdo por las paritarias locales. Es más, los docentes se reunieron frente a la plaza Independencia y criticaron el arreglo por un 23% (en dos partes), que cerraron el viernes por la tarde los representantes de los gremios Atep, Amet y Apem, que integran el Frente Gremial Docente.

“Es un arreglo nefasto. El día anterior no aceptaron por un 22% en cuatro partes, pero un día después arreglan por este porcentaje y siempre es no remunerativo. Si ya me jubilara cobraría una miseria, no me parece que ellos nos representen”, expresó con indignación Genoveva Bazán de la escuela Patricias Argentinas, mientras sostenía un cartel que rezaba “la educación no se vende”. En la plaza no se vieron carteles con las siglas de los gremios mayoritarios, aunque esto no les llamó la atención a muchos docentes, quienes señalaron que ya sabían que no irían a la movilización. La docente de la escuela Patricias Argentinas opinó que en el acuerdo paritario deberían haber participado todos los gremios. “Yo cobro $12.000 y el aumento significaría $1.300 más. Soy maestra de grado con 24 años de servicio”, insistió la docente.

Patricia Quintero, maestra de Congreso de Tucumán de Tafí Viejo, aseguró que la parecía “una burla el arreglo”. “No se valora la docencia, para llegar a cargos titulares nos tenemos que matar estudiando post títulos que tenés que pagarlos”, contó.

Juan Luis Véliz, de la Agrupación Marrón (ATEP), ratificó el rechazo al acuerdo que firmó el Frente Gremial Docente; mientras que Bernardo Beltrán, secretario general de Sadop, en su alocución frente a los manifestantes dijo que no están dadas las condiciones para iniciar el ciclo lectivo mañana. Además, criticó a los establecimientos privados que “obligaron a los docentes mediante el apriete” a iniciar las clases. Según sus cálculos, un 80% de los maestros privados acataron el paro. “Nosotros respetamos la libertad de cada uno de adherirse o no, pero necesitamos más unidad”, agregó Beltrán.

“Es emocionante ver cuánta gente va llegando. Vinieron compañeros de las escuelas experimentales de Aguilares a sumarse a este reclamo. Hace mucho que los docentes universitarios no salían a la calle”, manifestó Dorkas Andina Guevara, dirigente de Adiunt. Por su parte, Ariel Osatinsky, titular de ese sindicato, hizo un llamado a redoblar los esfuerzos, ganando las calles nuevamente hoy y mañana en el paro internacional de mujeres. Desde el colectivo #NiUnaMenos Tucumán, también exigieron al Frente Gremial Docente que adhiera y convoque al paro de mañana. “Los sindicatos no pueden darle la espalda a las docentes. Entendemos que es un sector conformado en un 90% de mujeres”, expresaron.

A la espera

Los trabajadores nucleados en el Frente de Gremios Estatales y Municipales de la provincia y los miembros del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) también participaron de la manifestación en la plaza.

El primer grupo le solicitó al Gobierno que antes del jueves los reciba para comenzar a discutir el aumento salarial. Piden un 40% de incremento al básico, remunerativo y bonificable. Un adicional de $5.000 por la pérdida del poder adquisitivo y otras reivindicaciones laborales. “Aquí tendríamos que estar todos los trabajadores”, manifestó el dirigente Vicente Ruiz en alusión a la baja convocatoria de otras centrales obreras.

Los miembros de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) cortaron el puente Lucas Córdoba.

Comentarios