Un crimen en Alderetes generó tensión en Barrio Norte

1

GUARDIA POLICIAL. Uniformados de Infantería llegaron para custodiar los accesos al nosocomio de Barrio Norte. la gaceta / foto de Adrián Lugones

Asesinaron a un joven y los agresores, que también hirieron a otros dos hombres, fueron hasta el Centro de Salud a amenazar a los familiares.

19 Feb 2017
Un violento ataque en el que resultaron asesinado un joven de 15 años y heridas otras dos personas, se registró en el humilde barrio Madre Teresa de Calcuta, en Alderetes. Pero el temor por los violentos se extendió hasta el Centro de Salud, en pleno Barrio Norte, ya que los supuestos homicidas se dirigieron hasta ese lugar a buscar a los familiares de las víctimas para evitar que los denuncien.

Todo comenzó pasado el mediodía. Brian González, de 15 años, se encontraba junto a unos amigos en la casa de su suegro, Oscar Navarro (52). Allí llegaron varios integrantes de una banda conocida como “Los Porteños”. Comenzaron a disparar contra la vivienda y el adolescente huyó del lugar. Cuando lo alcanzaron, le dispararon en la frente y en el pecho. Los agresores también balearon en las dos piernas al dueño de casa y a su hijo, Miguel Alejandro (25), en la pierna derecha. Luego huyeron del lugar. Los lesionados fueron trasladados al Centro de Salud. Luego de que se constatara la muerte de González y mientras atendían a los Navarro, los familiares de la víctima comenzaron a correr y a buscar a los agresores. Según le dijeron a la Policía, “Los Porteños” se llegaron hasta el centro hospitalario para amenazarlos con el único fin de que no los denunciaran. El jefe de la Unidad Regional Capital, comisario Martín Galván, ordenó que hombres de infantería reforzaran la guardia para evitar un nuevo enfrentamiento y buscar a los atacantes. Si bien esa versión no fue confirmada, los allegados a las víctimas habrían tenido armas porque temían que podrían sufrir un nuevo ataque.

Sorpresa

El padre del adolescente, Javier Jorge Alain, reveló el poder de fuego de “Los Porteños”. “Llegaron hasta la casa con pistolas con silenciadores, armas largas y tenían puestos chalecos antibala similar a los que tiene la Policía”, comentó en una charla con LA GACETA.

Alain informó además que esta no fue la primera vez que su hijo era baleado por las personas que terminaron acabando con su vida. Contó que hace dos semanas le habían disparado en la pierna izquierda y que él había denunciado el hecho en la comisaría. El padre no dijo saber el porqué del ataque, pero sí destacó: “los que lo mataron son gente pesada que maneja la droga en la zona. Son muy peligrosos y todo el barrio les tiene miedo”.

La fiscala Adriana Reinoso Cuello recibió los primeros testimonios, de los que se infiere que se habría tratado de un mensaje mafioso. Los agresores llegaron al lugar, mataron a un integrante de la familia e hirieron a otros dos. Los motivos no están claros, pero no se descarta que podría tratarse de una pelea por el dominio territorial para la venta de drogas.

“Los Porteños”, según confiaron fuentes policiales, es un grupo que es liderado por un grupo de hombres oriundos de Buenos Aires que llegaron a la provincia para dedicarse a la venta de sustancias prohibidas en los barrios humildes. Encontraron en el barrio Madre Teresa de Calculta un territorio fértil para desarrollar el negocio. Los investigadores no descartan que, al haber salido a la luz, decidan huir de la provincia para evitar ser capturados.

Comentarios