El domingo más inolvidable en Londres

Los tucumanos se hicieron sentir entre los miles de argentinos que estuvieron en Wembley.

21 Sep 2015 Por Manuel Cardozo
“Cuando nos despedimos fue un abrazo con lágrimas de ambos. Verlo entrar fue tremendo y no paré de llorar hasta que terminó el himno. Fue único lo que se vivió”, el relato pertenece a Esteban Lanús, papá de Lucas Noguera Paz. En ese rango de sentimientos se movieron las almas tucumanas que rondaron por los alrededores de Wembley.

La sensación de los días previos terminó de confirmarse con el debut de Los Pumas: Londres fue de Argentina. La capital inglesa fue la primera ciudad en la que la selección de rugby se presentó y las tonadas de varias partes del país se oyeron con más constancia.

En el interior del majestuoso estadio se podía identificar entre tanto ruido a los tucumanos. “Meta maul, meta maul”, se escuchaban los gritos. Mientras había scrum y el maul pechaba y pechaba, los tucumanos se entusiasmaban. Lo que caracteriza al juego tucumano se reflejaba en ese pack, que con potencia y entrega, quería vulnerar el in-goal del campeón mundial vigente que jugó con el estadio en contra.

Sucede que la celeste y blanca se ganó un cariño especial en el mundo del rugby. No es raro que los simpatizantes de la ovalada, se vuelquen a favor de Argentina cuando su equipo no juega. Y más apoyo tienen, curiosamente en tierras hostiles para los argentinos, porque los ingleses saben que los hombres de negro son los que más chances tienen de impedirles lograr el Mundial perfecto alzando la copa en su casa.

Así que no fue raro que el capitán neozelandés, Richie McCaw, fuera silbado cuando recibió la amarilla y menos extraño fue la intensa silbatina que se produjo cuando la jugada de la amonestación se repetía en las pantallas del estadio. Tampoco causó sorpresa que cuando le realizaban la entrevista oficial los abucheos casi ensordecían. Seguramente el hombre de negro debe haber querido escapar por una de las 160 salidas que tiene Wembley.

En las tribunas, nadie quería huir. Hubo fiesta pura antes durante y después del partido. “Se armó la fiesta cuando cambiaron el pen”, contó Lucía Merletti. La dama disfrutó con su marido, el ex jugador de Lawn Tennis, Facundo Rodríguez Prados, del debut de Los Pumas.

Fue curioso lo que vivieron. En la zona de fanáticos, a metros del estadio, estaban dispuestos dos puestos identificados con costumbres neocelandesas y otras argentinas. Algunos argentinos se acercaron y pidieron cambiar la música de tango por temas populares de Rodrigo, Los Piojos, entre otros. El ritmo, más festivo que los acordes tangueros, provocó más entusiasmo y todos, hasta los simpatizantes rivales, empezaron a bailar. Hasta el Papa Francisco, no el de verdad, desde luego, sino el infaltable imitador en citas deportivas, fue levantado en andas y vitoreado a más no poder por las gargantas argentinas. Un tester de calidad para evaluar si esas voces podían acompañar a la de su hermano era Emiliano. Hasán era su apellido, hermano de Omar, el ex pilar de Los Pumas que ahora es un exitoso barítono en Francia. Sin dudas a los que cantaban no los hubiese elegido por afinación y sí por derroche de pasión según la percepción de Emiliano. “Trabajo aquí y no quería faltar. Desgraciadamente cuando mi hermano jugaba en Los Pumas nunca pude verlo”, reveló Emiliano. El tucumano debe haber querido sentir lo que papá Noguera Paz sintió. “Fue todo muy imponente”, fue taxativo el papá de Lucas.

El ex tenista y ahora comentarista @Diego_Hartfield, padeció con la superposición de eventos: “Estoy a punto de colapsar entre la Davis, los Pumas y el TC”.

@enunabaldosa, una cuenta dedicada al humor ácido (también en enunabaldosa.com), se burló de Los Pumas. “A un rugbier le patearon la cabeza. Todo vuelve, patovica”.

El mismo sitio, además, sacó a la venta una remera con la leyenda “Derrota digna” y el dibujo de un cubo de hielo. “Apostar a la derrota digna es más seguro que al dólar”.

Los que sí apoyaron fueron sus colegas del fútbol: “Vamos Pumas! Vamos Argentina!”, tuitearon “Kun” Agüero (@aguerosergiokun) y Ezequiel Lavezzi (@PochoLavezzi).

“Luli” Fernández (@lulifernandezok) -modelo- se quedó con el Fair Play: “La mejor imagen del partido los #AllBlacks aplaudiendo a #LosPumas y viceversa. Eso es el deporte!”

Jorge Rial (@rialjorge) no se aguantó cuando ganaban Los Pumas: “Que entre Panadero”, tuiteó en referencia a Adrián Napolitano, el que tiró gas pimienta en Boca-River de mayo.

El cantante @DiegoTorres también apoyó al equipo: “¡Gran partido de Los Pumas contra All Blacks y ya saben que estamos cerca de ganarles! ¡Vamos que esto recién empieza!”.

Actividad constante. No sólo las burlas (#DerrotaDigna) fueron temas populares en Twitter durante el partido. #Pumas y #AllBlacks fueron de los más mencionados.

Comentarios