“Cano no se puede quejar de las reglas del juego”

El legislador González Navarro pugna por acotar las listas colectoras.

08 Sep 2015
Hay que buscar el modo de acotar el sistema de acoples; y si no se lo encuentra, no hay que descartar la posibilidad de reformar la Constitución. A esa conclusión llega el legislador oficialista Ramiro González Navarro, que intentó ser reelecto mediante el acople Convicción y Compromiso. Según el conteo provisorio, y a lo que va del definitivo, no formaría parte de la futura composición de la Cámara.

“Este sistema, como todos, beneficia a unos y perjudica a otros. El tema es que lo establece la Constitución (provincial), y merece un análisis profundo ver de qué modo la Legislatura puede acotarlo, sin vulnerar el texto constitucional”, indicó González Navarro. Contó que había pensado en la chance de que en Tucumán se aplique un sistema similar a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), que funcionan para las elecciones nacionales. “Algo que haga que sólo accedan a la contienda definitiva los acoples de mayor peso; pero no sé si eso puede resultar inconstitucional”, admitió. Más allá de cómo se dé, remarcó la necesidad de acotar los acoples. Para la elección del 23 del mes pasado se inscribieron casi 1.300 combinaciones de acoples: “hay que ir a un sistema que revalorice los partidos, las identidades ideológicas; que permita un debate más profundo de propuestas. La proliferación hace que se pierda claridad”.

Insistió con que el hecho de que el acople figure en la Carta Magna puede ser un límite a la hora de plantear modificaciones. “Hay que ver qué ingeniería electoral se puede hacer desde la Legislatura; y si no, habrá que pensar en reformar la Constitución”, admitió.

Finalmente, le sugirió mesura a los dirigentes del Acuerdo para el Bicentenario, a la hora de criticar el sistema de acoples: “tendría más derecho al pataleo el que no empleó esta herramienta; tendría más autoridad moral; un dirigente como (José) Cano, que utilizó tantos acoples como el oficialismo, no se puede quejar de las reglas del juego”.

Comentarios