Meses después de las tormentas, aún hay caminos intransitables

No se puede ingresar al parque nacional Los Alisos ni transitar por tramos de la ruta 65.

11 Jun 2015
1

EN EL SUR. Esto es lo que queda del acceso a Los Alisos; los guardaparques construyen un badén a pulmón. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

Las respuestas demoran e inquietan a los vecinos que, a tres meses de las últimas inundaciones, esperan soluciones para las secuelas que dejaron los desbordes de los ríos en el sur de la provincia. En Piedra Grande y El Molino (Alpachiri), no sólo los preocupa la lentitud de los trabajos en el río Gastona, sino también las pésimas condiciones en que permanecen los caminos.

El acceso a Piedra Grande por la ruta 330 se encuentra intransitable en varios tramos. “Está tal como quedó tras el paso de la creciente. Y, al parecer, va a seguir así, porque nos dijeron que la Provincia tiene todas las máquinas ocupadas en otros lugares”, comentó el vecino Juan Aguilar. La comuna local no posee motoniveladoras. Por esa razón, las soluciones permanecen en manos de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). En el lugar viven unas 250 personas que están virtualmente aisladas: a causa de este problema, los colectivos redujeron las frecuencias.

A pulmón

Por la ruta 330 también se llega hasta el Parque Nacional Los Alisos. El acceso a la única reserva nacional que hay en la provincia está clausurado por el derrumbe del puente del río Jaya (ocurrido a principios de marzo). “Estamos tratando de construir un badén a fin de que en los próximos días pueda pasar la gente que tiene que reanudar trabajos de infraestructura en el interior del parque”, reveló Daniel Vega, intendente del Parque Los Alisos.

“La Provincia no está en condiciones de solucionar el problema que se generó en el acceso a la reserva, tras la caída del puente. Pero no podemos seguir paralizados. Por eso estamos tratando de hacer el badén a pulmón. Si sólo nos cedieran una topadora, nos facilitarían mucho el trabajo”, apuntó el guardaparque.

En el parque se levanta un galpón, un albergue y se tiene que extender la red de energía eléctrica hasta el puesto Santa Rosa. “La prioridad es abrir un paso para los operarios de las empresas a cargo de las obras internas. Hay que darle continuidad a todos los proyectos. Luego veremos qué solución se dará al tema del puente” añadió Vega.

En El Molino, la semana pasada, los vecinos cortaron el tránsito en la ruta nacional 65 con el fin de reclamar mejoras de las calles del pueblo. Dijeron que las lluvias las vuelven intransitables, porque aún conservan los sedimentos que dejó el paso de la creciente de marzo. En el lugar, el aporte de la Provincia fue vital para la reparación de un puente que estaba dañado sobre el río Gastona y que permite la salida de la producción de limones de las fincas.

Ayer a la mañana, un grupo de vecinos de este lugar fue recibido en Casa de Gobierno por funcionarios de la Dirección Provincial del Agua (DPA). Les plantearon el malestar que sienten por las demoras en las obras de reencauce de los ríos y en la construcción de defensas. Juan Sirimaldi, titular de la repartición, reconoció que tienen inconvenientes para conseguir maquinarias que operen en terrenos pedregosos. De todos modos, les garantizó la llegada de una retroexcavadora que permitirá acelerar las obras.

Además, los funcionarios de la DPA se comprometieron a visitar los ríos Gastona y Jaya. También dijeron que atenderán las recomendaciones de los pobladores con respecto al reencauce de los cursos de agua. Algunos sostienen que en los sectores en los que el Gastona salió de su cauce se deben levantar gaviones. Por ahora, en las márgenes se acumulan montículos de piedras que se extraen del lecho. “Lo bueno es que fuimos escuchados y, al parecer, hay predisposición para dar respuestas a nuestras preocupaciones. Siempre vamos a estar alertas sobre la evolución de los trabajos”, advirtió Alberto Sarmiento, quien participó del encuentro.

Ruta 65

La ruta nacional 65, que conduce a Las Estancias y a Andalgalá, también se transformó en una pesadilla para los que están obligados a transitar esa carretera por distintos motivos. Este fue uno de los caminos más golpeados por las tormentas de marzo. A tal punto que todavía hay sectores por los que no se puede circular. De hecho, se volvió clausurar el paso desde el km 43 (que ya estaba habilitado) porque se produjeron derrumbes. De acuerdo con la oficina del prensa de la Dirección Nacional de Vialidad, la circulación vehicular recién se rehabilitará hoy.

Comentarios