La Facultad de Derecho se une al reclamo

La decana Adela Seguí preside un observatorio de Género que busca un cambio cultural

DEBATE. La decana (al centro) dijo que el derecho es manejado por hombres. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio DEBATE. La decana (al centro) dijo que el derecho es manejado por hombres. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio
02 Junio 2015
La Facultad de Derecho inauguró un Observatorio en Género y Diversidad que busca abrir un debate cultural y político acerca del rol de la mujer en la sociedad. En este sentido la decana de esta casa de altos, Adela Seguí, dijo que una de las primeras decisiones tomadas desde este nuevo espacio es adherir y participar de la marcha #NiUnaMenos que se realizará hoy en Plaza Independencia.

También remarcó la importancia de que el femicidio se convierta en un tema importante dentro de la agenda política y que no es necesario que mueran más mujeres para que la protesta social perdure. “Un abogado no se puede recibir y ejercer sin tener una perspectiva de género. La academia jurídica es bastante conservadora porque el derecho, en general, es construido por hombres. Siempre fue así. No hay cátedras de género dentro de las currículas académicas; por eso tenemos pensado abrir una cátedra libre porque este tema debe ser tratado por especialistas”, explicó la decana. En este contexto, también dijo que desde el Observatorio lanzarán en los próximos meses una campaña de concientización por los acosos de los que suelen ser víctimas las mujeres por parte de los hombres en los colectivos del transporte público de pasajeros.

El Observatorio está integrado por los especialistas Soledad Deza, Laura Julieta Casas, Graciela Cárdenas, Graciela Abutt y Augusto Moeykens, quienes, junto a Seguí, tienen previsto presentar propuestas al Gobierno para que se cumplan las legislaciones vigentes sobre violencia de género.

En este sentido, Deza remarcó: “en el último censo surgieron datos que corroboran que el 54% de los hogares monoparentales están a cargo de mujeres. Sin embargo, ese porcentaje no se reproduce en el cupo que les asignan a mujeres en los programas de acceso a vivienda. Es decir que se detecta una realidad social, pero no se aplica una política para atenderla”.

A su vez, Moeykens adelantó que desde el Observatorio promoverán políticas públicas. “Somos conscientes de que el Código Penal no previene. En realidad es reactivo porque interviene después de que el crimen se comete. Por eso planteamos trabajar en un cambio cultural para promover la prevención y no tener que lamentar cada caso que se publica”, subrayó.

Los especialistas también dijeron que no se puede hablar de un Estado de Derecho en el que rigen los derechos humanos si no se atiende la desigualdad de género que golpea a todas las clases sociales.

Comentarios