Un operativo antidrogas, horas antes del comicio, rozó a un precandidato del FpV

En una de las casas allanadas, el dealer había pegado afiches de Vilariño como “fachada” .

12 Abr 2015 Por Luis María Ruiz
Las calles del Ampliación de Villa Juanita, un barrio de casas precarias y con necesidades básicas insatisfechas a la vista, son bastante similares a las de cualquier barriada de la periferia de la capital tucumana: caminos de tierra, intransitables en varios tramos por el agua estancada; vecinos trabajadores que sólo caminan esos senderos de día –preferentemente por la mañana-; y un miedo que se percibe en el aire, infundado por los “dealers”.

Ayer, un equipo de 50 efectivos de la Policía Federal realizó tres allanamientos antidrogas en ese caserío, ubicado al sudeste de la capital salteña. En una de las tres casas inspeccionadas los uniformados encontraron “tizas” de cocaína y unos $ 7.500 en billetes de baja denominación.

Fuentes que participaron de los procedimientos relataron a LA GACETA que, cuando revisaron la vivienda del presunto “dealer”, quedaron sorprendidos por las lujosas instalaciones: jacuzzi en uno de los baños, televisor de 42”, una bicicleta fija de última generación, un caminador y otros bienes, cuya procedencia el sospechoso podría tener que aclarar en los Tribunales provinciales.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de los investigadores no fue el confort del hombre detenido. En las rejas de la fachada de la casa había seis afiches del diputado nacional salteño José Antonio Vilariño (Frente para la Victoria), quien además es precandidato a la intendencia capitalina por el armado del gobernador local, Juan Manuel Urtubey.

Según vecinos consultados por este diario, el hombre arrestado no estaba vinculado a actividades políticas. Sí relataron que la pareja del sospechoso había puesto en su verja los carteles de Vilariño esta semana, y que había comenzado a pasar casa por casa haciendo las veces de “puntera” del diputado nacional.

Al ser consultado por LA GACETA, Vilariño negó tener relación tanto con el sospechoso como con su pareja, y sostuvo que no tiene “punteros” políticos en Ampliación Villa Juanita. “Tengo 11 listas de concejales en la ciudad, estoy tratando de comunicarme con sus representantes para saber algo, pero yo no conozco a nadie allí,”, enfatizó el precandidato a intendente. De hecho, fuentes cercanas a la pesquisa aseguraron que el lugar no funcionaba como sede partidaria, y los vecinos narraron que no se celebraban allí reuniones políticas ni actividades similares. Por ello, no se descarta que las pancartas hayan sido un ardid para despistar a la Policía, que ya había recibido varios datos de los vecinos.

“Esta pareja llegó hace un par de años, y la casa era más fea que la mía. En pocos meses ya se habían comprado televisores, hicieron el frente con material y se compraron motos”, relató una mujer del lugar. Y agregó que, cada madrugada, se veía “un movimiento raro” en esa propiedad. “Los chicos iban y venían. Yo no vi nada (en cuanto a la venta de droga), pero sí llamaba la atención tanto ir y venir”, destacó la mujer, que pidió la reserva de su nombre.

El operativo antidrogas fue producto de una investigación iniciada en enero, a raíz de varias denuncias de vecinos que señalaban como presuntas bocas de expendio de pasta base a tres casas de Ampliación Villa Juanita. La morada del detenido fue la única en la que los oficiales de la Policía Federal encontraron droga.

La causa es tramitada por la jueza de Garantías de la I° Nominación de la Capital salteña, Ada Zunino, y los allanamientos fueron requeridos por el fiscal provincial Ramiro Ramos Osorio. Aunque la venta de estupefacientes es un delito federal, Salta se adaptó a la normativa que permite la “provincialización” de las pesquisas de narcotráfico al menudeo. Por eso, los magistrados provinciales tomaron la causa, aunque trabajaron con oficiales de la Federal.

En Tucumán, este mecanismo debía entrar en funcionamiento el 1 de marzo pasado. Pero hubo incluso un planteo del ministro fiscal Edmundo Jiménez para que este plan no se pusiera en marcha, debido a la supuesta carencia de recursos para investigar casos de drogas.

La Casa de Gobierno y la Corte Suprema, hasta ahora, no se mostraron en desacuerdo con la postura del jefe de los fiscales tucumanos.

Comentarios