Una segunda prueba del voto electrónico

12 Abr 2015 Por Fernando Stanich
Por segunda vez, Salta pondrá a prueba de manera generalizada el sistema de elección mediante voto electrónico. El Tribunal Electoral dispuso que haya máquinas en cada una de las 2.862 mesas habilitadas para sufragar en toda la provincia, y se estima que gracias a la velocidad de recuento que permite la tecnología, los resultados provisorios se conozcan alrededor de las 21.

Aunque para el resto del país el sistema electrónico puede generar dudas, lo cierto es que los salteños ya se han familiarizado con estas “valijas” de votación. Ocurre que vienen siendo utilizadas desde 2009, en consultas populares y de manera parcial, en comicios para cargos electivos. Sin embargo, la primera vez en que se cubrieron todas las mesas de votación con este método fue en 2013, y la aprobación de la gente fue total, según advirtió la titular del organismo que fiscaliza las elecciones, Teresa Ovejero.

El sistema combina la tecnología con la emisión de una boleta única, por lo que satisface los principales reclamos de los partidos opositores. Tras entregar al presidente de mesa el DNI, el elector recibe una boleta en blanco, que debe colocar en la impresora de la computadora. En una pantalla táctil, aparecen los candidatos por categoría (gobernador, intendente, diputados y senadores provinciales y concejales). Luego de escoger los postulantes, la máquina brinda la opción de confirmar o no que las opciones elegidas sean las deseadas. Recién entonces se imprime, y se emite la boleta con la información guardada. Esa papeleta debe ser colocada por el elector en la urna de cartón. Luego, para el recuento, las autoridades sólo deben acercar la boleta al lector. Para mayor seguridad, durante el proceso de impresión de la boleta se graba dicha información en forma digital en el chip que contiene el voto. Incluso, hay otro paso de chequeo: se acerca la boleta al lector (similar a la lectura de un código de barras) antes de colocarla en la urna.

Según el Tribunal Electoral, la máquina sólo registra en forma escrita y electrónica la información en la boleta electrónica, pero no guarda ningún dato del voto emitido. Ovejero también precisó que la Universidad Nacional de Salta colaborará con la supervisión del sistema. Para ello, el rector de la UNSa, Víctor Claros, firmó con el Tribunal Electoral un convenio de cooperación para las PASO de hoy, y las generales del 17 de mayo, para efectuar una auditoría informática de hardware y software del Voto Electrónico. Hay, además, otra instancia de control sobre el voto electrónico. Según la Ley 7.730, de normas de control, antes del escrutinio definitivo se sortean el 5% de las urnas habilitadas. Estas son abiertas para la concreción de un conteo manual. En 2013, cuando se implementó esa nueva instancia de revisión, no hubo diferencias entre el escrutinio provisorio y el final.

Temas

Salta
Comentarios