Romero y Urtubey se disputan el triunfo

El senador -con una alianza variopinta- y el gobernador -con apoyo K- compiten por la gobernación bajo la atenta mirada nacional

12 Abr 2015 Por Indalecio Francisco Sanchez
1

Juan Manuel Urtubey, va por la reelección.

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) provinciales que se celebran hoy en Salta inauguran el año electoral en todo el país. De los siete candidatos a gobernador que se medirán en las urnas, dos peronistas concentran la atención: Juan Carlos Romero y Juan Manuel Urtubey.

El senador nacional, que gobernó durante 12 años la provincia, intenta volver al poder en medio de una verdadera batalla política con quien fuera su sucesor. Romero abre en Salta una curiosa y variopinta alianza, que podría replicarse en otras provincias. Su compañero de fórmula es el ruralista conservador Alfredo Olmedo. Paralelamente, el ex mandatario es uno de los aliados del Frente Renovador de Sergio Massa (vino a Salta para respaldarlo). Y su candidato a intendente en Salta capital es Guillermo Durand Cornejo, el referente político de Mauricio Macri en “La Linda”.

En la otra esquina, Urtubey, que amagó el año pasado con pelear por la Presidencia de la Nación, finalmente decidió jugar de local y espera ser electo por tercera vez consecutiva. El gobernador buscó, según afirman sus colaboradores, no nacionalizar los comicios y “luchar solo”. Sin embargo, recepcionó a los precandidatos presidenciales del Frente para la Victoria Sergio Urribarri, Florencio Randazzo y Daniel Scioli.

Encuestas provinciales afirman que la pelea entre Romero y Urtubey es pareja, aunque la mayoría le otorga una luz de ventaja al actual mandatario. Los guarismos también indican que Romero se impondría en la capital y que Urtubey dominaría el interior. Claudio del Plá, el postulante del Partido Obrero, se presenta como el candidato dispuesto a compartir el podio con los justicialistas. El PO confía en que hará una buena elección en base a la excelente performance que el partido tuvo hace dos años, cuando se colocó como segunda fuerza más votada. Los otros candidatos a gobernador son Ricardo Armando Gallego (Movimiento Independiente Justicia y Dignidad), Miguel Nanni (Frente UCR-UNEN), Cecilia Gómez (MST Nueva Izquierda) y Edmundo Falú (Frente Popular). Ninguno de los que pugnarán por el máximo cargo provincial disputa el puesto con otros postulantes de sus respectivos espacios, por lo que las primarias serán más bien simbólicas.

Más allá de las especulaciones políticas de un bando y otro, lo concreto es que a partir de las ocho de la mañana, 442 establecimientos educativos de la provincia abrirán sus puertas para recibir a 937.124 electores, quienes elegirán en las PASO a los candidatos definitivos para los comicios generales del 17 de mayo.

Por primera vez en la historia de los comicios salteños, el ciento por ciento del padrón utilizará el sistema de boleta electrónica para elegir gobernador, vicegobernador, intendentes, diputados provinciales y concejales. Si bien esta metodología ya fue probada en 2013, en dicha ocasión se utilizó para cargos legislativos, y en el 2011 se probó solo con el 10% del padrón.

En las urnas digitales los vecinos encontrarán un total de 12.827 precandidatos inscriptos, registrados a lo largo de 334 listas presentadas por las cuatro alianzas y 61 fuerzas políticas participantes. Además de los siete precandidatos a gobernador, hay 426 candidatos a intendentes, sumados a los aspirantes a diputados provinciales y concejales.

Las autoridades dispuestas por el Tribunal Electoral de la provincia se desplegarán a lo largo de 2.862 mesas receptoras, trabajo que será remunerado con la suma de $1.200.

Con proyección nacional
Pero no sólo los salteños están pendientes de lo que hoy ocurra en Salta. Si bien las PASO ni siquiera son definitorias para la cobertura de los cargos electivos en pugna, son una suerte de gran encuesta, con la legitimación del voto, que podrán analizar los locales y sus aliados nacionales. En lo estrictamente provincial, según cómo resulte la votación, Romero y Urtubey podrán ver dónde deben fortalecer su aparato y cuáles aliados tendrán que sumar para imponerse en las generales del 17 de mayo.

En lo nacional, Macri, Massa y Scioli ya confirmaron que volverán a Salta el lunes para alzar los brazos de sus aliados provinciales si resultan victoriosos. El más confiado es el porteño, ya que todo indica que será muy difícil que Durand Cornejo quede segundo en la compulsa por la intendencia capitalina. Massa y Scioli también desean capitalizar un triunfo y observan de cerca los números de Romero y de Urtubey, respectivamente. Si se impone el senador nacional, Massa lograría volver a subirse a la carrera de tres que venían siendo las presidenciales y en la que quedó rezagado con el crecimiento del jefe de gobierno porteño y con la cada vez más certera chance de que el gobernador bonaerense será el candidato K. Scioli, en tanto, busca mostrarse como el padre benefactor de los candidatos peronistas que lucharán este año por una gobernación.

Con los presidenciables tallando en la provincia, el país político observa las PASO salteñas.

Comentarios