Cristina elogió a sus colaboradores salientes - LA GACETA Tucumán

Cristina elogió a sus colaboradores salientes

La presidenta de la Nación, luego de tomar el juramento de práctica a los funcionarios que asumen nuevos cargos en el Gabinete nacional, optó por agradecerles a los que se van “el esfuerzo y el trabajo que realizaron”. Cristina también destacó la asunción de “Wado” de Pedro, uno de los líderes de “La Cámpora”, amigo de Máximo Kirchner y confidente de la Presidenta.

27 Feb 2015
1

PALABRAS MÁS ALLÁ DEL PROTOCOLO. Cristina elogió a Manzur y a Capitanich y criticó a la oposición que “no reconoce nada” de su gestión. telam

BUENOS AIRES.- A tres días de inaugurar la última Asamblea Legislativa (el próximo domingo) de su mandato y en medio de la conmoción política que causó la muerte del fiscal Alberto Nisman, la presidenta, Cristina Fernández, decidió realizar cambios en puestos clave de su Gabinete.

Si bien para la opinión pública pueden sorprender los cambios, lo cierto es que la decisión de la jefa de Estado obedece a la estrategia “K” para los últimos meses de gestión, ya que estos movimientos de piezas se venían gestando, hace meses, por lo bajo.

Desde ayer a la tarde, Jorge Milton “Coqui” Capitanich dejó de ser ministro coordinador y fue reemplazado por Aníbal Fernández, que ya ostentó ese cargo entre julio de 2009 y diciembre de 2011. En reemplazo de Fernández, como secretario general de la Presidencia, asumirá uno de los máximos dirigentes de La Cámpora, el diputado Eduardo “Wado” de Pedro.

También saldrá del Gabinete, Juan Manzur, el tucumano jefe de la cartera de Salud , cargo que ocupará su hasta ahora el viceministro, Daniel Gollán. A su vez, el nuevo segundo en el ministerio será Nicolás Kreplak.

Luego de tomarles juramento, la jefa de Estado rompió el protocolo y dirigió unas palabras en el salón principal de la Casa Rosada, que estaba colmado de ministros, funcionarios, legisladores y dirigentes juveniles de La Cámpora.

Cristina reconoció ayer las gestiones de los ministros salientes Capitanich y Manzur, al destacar que ambos llegaron al Gabinete “en momentos muy difíciles”.

Sobre Manzur, la Presidenta señaló que “llegó cuando fue convocado en 2009, un año de crisis económica y de salud a nivel global, con la Gripe A” (Ver página 4). En tanto, en referencia a Capitanich, destacó que “siendo gobernador de Chaco vino a trabajar con dedicación, esfuerzo y gran compromiso”.

En lo alocución, Cristina volvió a criticar a la oposición al afirmar que “no reconocen” nada de su gestión y recordar que vencieron al kirchnerismo en las elecciones legislativas de 2009 y armaron el “grupo A”, aunque “eran de la B”, ironizó. En ese punto, la Presidenta defendió a La Cámpora, y rechazar a quienes buscan “asustar a la gente” con las críticas por el crecimiento de la rama juvenil del oficialismo.

“Siempre hay que asustar a la gente”, pero “tenemos que estar todos muy tranquilos, muy serenos, muy firmes”, señaló.

Despido asegurado
La salida de Capitanich era un secreto a voces. El chaqueño esperaba la decisión de la mandataria para reasumir la Gobernación de su provincia, cargo en el que había pedido licencia en noviembre de 2013, cuando llegó a Balcarce 50 como jefe de Gabinete. Capitanich arribó a la Jefatura de Gabinete en un momento de crisis en el Gobierno. Se mostró como conciliador frente a los gobernadores del PJ, cada vez más impacientes por el rumbo que tomaba Cristina. Sin embargo, nunca dejó de observar lo que sucedía en su pago chico. Por eso, con la vuelta a Chaco, Capitanich espera superar la grieta que se abrió con su vicegobernador, hoy a cargo del Poder Ejecutivo, Juan Carlos Bacileff Ivanoff. En las próximas elecciones no descarta presentarse como candidato a intendente de Resistencia.

Es que el vicegobernador nunca dejó de criticarlo y quitarle poder dentro de la Cámara provincial. Ahora Capitanich reasume su cargo de gobernador.

El gran soldado
Aníbal Fernández, en tanto, volvió ayer a ser jefe de Gabinete. Allí estuvo entre el 8 de julio de 2009 y el 10 de diciembre de 2011, durante el primer mandato de Cristina y como reemplazo de Sergio Massa. El “Soldado de Cristina”, como el se autodefinió más de una vez el propio Aníbal, duró apenas dos meses como secretario general de la Presidencia. Antes fue senador nacional por Buenos Aires (de 2011 a 2014), ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos (de 2007 a 2009) y ministro del Interior (de 2003 a 2007; es decir, durante todo el mandato del ex presidente, Néstor Kirchner).

El político joven
“Wado” de Pedro llega a la Casa Rosada para explicitar el poder que ‘La Cámpora’ logró en el Gobierno en los últimos años, la agrupación juvenil que dirige Máximo Kirchner. De Pedro es uno de los más escuchados por Cristina a la hora de tomar decisiones, y como diputado ayudó a mantener la disciplina dentro del oficialismo. En los últimos años, como integrante del Consejo de la Magistratura, fue clave a la hora de operar en favor del Gobierno en la Justicia. Este ascenso no es casual. (DyN-perfil.com)

Comentarios