River está de fiesta

Los "Millonarios", con goles de Mercado y Pezzella, le ganaron a Atlético Nacional 2-0 y se consagraron campeones de la Sudamericana en un Monumental repleto. Mirá los goles.

10 Dic 2014

BUENOS AIRES.- River se consagró campeón de la Copa Sudamericana 2014 al derrotar a Atlético Nacional 2-0, en la segunda final que disputaron en un Monumental repleto, con el arbitraje del uruguayo Darío Ubriaco.  En el partido de ida, jugado en la ciudad colombiana de Medellín, empataron 1-1.

Los goles del equipo "Millonario" fueron anotados por Gabriel Mercado y Germán Pezzella, casi en forma idéntica, de cabeza y tras recibir un centro de Leonardo Pisculichi enviado desde la izquierda.







El equipo "millonario" no ganaba un título internacional desde la Supercopa Sudamericana de 1997, cuando venció a San Pablo, y no llegaba a una final desde el 2003, cuando por la Sudamericana cayó de visitante ante Cienciano de Perú.

En ambas ocasiones estuvo entre los titulares Marcelo Gallardo, actual entrenador de River.

River Plate reafirmó así esta noche que fue el mejor equipo de la Copa Sudamericana y se llevó el segundo trofeo en importancia a nivel subcontinental al vencer 2 a 0 a Atlético Nacional de Medellín.

Gabriel Mercado y Germán Pezzella, ambos de cabeza, tras sendos tiros de esquina magníficamente ejecutados por Leonardo Pisculichi le dieron el triunfo al equipo de Marcelo Gallardo en el estadio Monumental, en el partido revancha del que jugaron el miércoles pasado en Medellín.

El equipo "millonario" volvió a ganar un título internacional luego de 17 años, tras obtener la Supercopa Sudamericana de 1997, cuando venció a San Pablo, partido en el que Marcelo Gallardo alineó como titular.

Esta vez con el plus de haber eliminado en semifinales a su archirrival: Boca Juniors.

La segunda final en el Monumental comenzó con un ida y vuelta con mucha dinámica, aunque con el correr de los minutos River empezó a prevalecer en el juego, con Leonardo Ponzio en el quite y el primer pase, y Leonardo Pisculichi haciéndose eje para distribuir el juego.

Y un protagonista excluyente en la definición aunque sin final feliz en la búsqueda del gol: el colombiano Teófilo Gutiérrez, quien tuvo tres chances claras para abrir el marcador, ambición que truncó el arquero Franco Armani, un argentino ex Ferro y Deportivo Merlo que halló en Colombia su lugar en el mundo.

Pero así como Atlético Nacional es un equipo que da ventajas en defensa también es un conjunto temible a la hora de las réplicas. Así, en el último cuarto de hora de la etapa, Luis Ruiz remató apenas desviado al ingresar al área y luego Marcelo Barovero salvó con un pie un remate cruzado de Edwin Cardona.

El segundo tiempo comenzó con un River otra vez en franca actitud agresiva pero esta vez con otra contundencia: la que emana de la exquisita pegada del zurdo Pisculichi, que transformó dos tiros de esquina en pases-gol aprovechados por Mercado y Pezzella para establecer un 2-0 que dejó a los colombianos sin respuesta.

Y es que a partir de allí hubo "un solo equipo" en cancha: River. Con la firmeza de su línea de fondo, un Ponzio enorme en la mitad de la cancha, la jerarquía de Gutiérrez en ataque y el acompañamiento del resto.

De Atlético Nacional, poco y nada. Su papel terminó siendo el de un partenaire que, vacío de fútbol y reservas anímicas, acompañó el festejo de un Monumental a pleno.

Por eso los minutos finales fueron homenajes en pleno desarrollo. Esas fueron las explicaciones de los ingresos de Fernando Cavenaghi y Matías Kranevitter, y las salidas de Teo Gutiérrez, Ponzio y Pisculichi. Simplemente para ser ovacionados.

River, a quien el DT Gallardo catalogó como el mejor equipo del torneo, no perdió en ninguna de las presentaciones en su estadio venciendo a Godoy Cruz 2-0, a Libertad 2-0 y a Boca 1-0, y está invicto en lo que va de este certamen.

En su camino al título River eliminó a Godoy Cruz (1-0 y 2-0), Libertad de Paraguay (3-1 y 2-0), Estudiantes de La Plata (2-1 y 3-2), Boca Juniors (0-0 y 1-0) y Atlético Nacional (1-1 y 2-0), siempre definiendo en el Monumental.

Atlético Nacional, que ganó 5 título continentales, había llegado a esta instancia tras eliminar de visitante a General Díaz de Paraguay (0-2 y 3-1), Vitoria de Brasil (2-2 y 1-0), Cesar Vallejo de Perú (1-0 y 1-0) y San Pablo de Brasil (1-0 y 0 (5)-1 (4).

En la primera final, durante el primer tiempo la superioridad "verdeolaga" se cristalizó con un gol de Orlando Berrio y en la etapa final el equipo millonario levantó el nivel e igualó con una acción individual de Leonardo Pisculichi.

El Monumental, que tuvo 55.000 socios presentes, albergó la cuarta definición final de un torneo internacional, todas con triunfos "millonarios": la primera fue en 1986 ante América de Cali 1-0 con gol de Juan Funes, en 1996 ante el mismo equipo 2-0 con goles de Hernan Crespo y en 1997 frente a San Pablo 2-1 con dos tantos de Marcelo Salas.

River llega al final del semestre con una Copa Sudamericana y también con posibilidades en el torneo local, pues Racing le lleva dos puntos de ventaja y enfrenta como local a Godoy Cruz el domingo, mientras que el conjunto de Núñez jugará ante Quillmes en el estadio Centenario. 

La Síntesis:

River Plate: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Ariel Rojas, Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. DT: Marcelo Gallardo.

Atlético Nacional Medellin: Franco Armani; Francisco Nájera, Juan Valencia, Alexis Henríquez y Daniel Bocanegra; Alejandro Bernal, Alexander Mejía, Farid Díaz, Edwin Cardona; Orlando Berrío y Luis Ruiz. DT: Juan Carlos Osorio.

Goles: Segundo tiempo: 9' Gabriel Mercado (RP), y 13' Germán Pezzella (RP).

Cambios en el segundo tiempo: 20m. Oscar Murillo por Díaz (AN) y Wilder Guisao por Nájera (AN), 28m. Sherman Cárdenas por Berrío (AN), 36m. Fernando Cavenaghi por Gutiérrez (RP), 37m. Matías Kranevitter por Ponzio (RP) y 43m. Sebastián Driussi por Pisculichi (RP).

Amonestados: Funes Mori en River; Berrío y Mejía en Atlético Nacional.

Arbitro: Darío Ubriaco (Uruguay).

Estadio: Monumental. (Télam y Especial)

Comentarios