Huracán voló bien alto

El “globito” goleó a los mendocinos y por segunda temporada consecutiva luchará por el ascenso

09 Dic 2014
3

FUE IMPARABLE. Ramón “Wanchope” Abila (9) celebra una de las tres conquistas frente a Independiente Rivadavia en la goleada de Huracán. El cordobés demostró que es un delantero temible. FOTOS DE TÉLAM

BUENOS AIRES.- Huracán hizo todo fácil. Tenía que ganar para mantener viva la ilusión y lo consiguió sin despeinarse. El “globito” se floreó frente a Independiente Rivadavia de Mendoza, al que goleó por 4 a 0, mostrando un muy buen nivel futbolístico en todas sus líneas.

El cordobés Ramón “Wanchope” Ábila, en tres oportunidades, e Iván Moreno y Fabianesi, anotaron los goles para el conjunto dirigido por Néstor Apuzzo.

Por segundo campeonato consecutivo, el conjunto de Parque de los Patricios se jugará la chance de ascender a Primera división. En junio de 2014, el “globito” perdió la oportunidad de regresar a la máxima categoría del fútbol argentino al caer derrotado por 2 a 0 frente a Independiente, en un partido que se jugó en el estadio “Ciudad de La Plata”.

Huracán liquidó el partido en los primeros 20 minutos, con los dos primeros goles (el segundo picándole el balón a Maximiliano Scapparoni, cuando el arquero intentó el achique) de “Wanchope” Ábila.

Después, de la mano de Patricio Toranzo, y la siempre peligrosa presencia de Ábila en el ataque, Huracán manejó el trámite. Por momentos reguló, y cuando quiso aceleró poniendo en aprietos a la endeble defensa del equipo mendocino.

La alegría de la gente de Huracán fue en aumento no sólo por lo que su equipo hacía en la cancha, sino también por las noticias que llegaban desde el estadio de los “decanos”, donde Santamarina de Tandil amargaba a Atlético.

La felicidad en Parque de los Patricios dejó paso a la decepción a los 12 minutos del segundo tiempo, cuando llegó la noticia de que Leandro Díaz daba vuelta el marcador.

En la cancha, Huracán siguió inmutable, Ábila consiguió su tercer gol de la tarde, Moreno y Fabianesi marcó el cuarto, y la gente volvió a revivir y alentar al equipo, que aún cuenta con una chance de volver a ser de Primera.

“Tenemos que estar contentos por como jugó Huracán. Hizo lo que tenía que hacer, sólo nos faltó que nos ayudaran en la otra cancha (en referencia a lo que sucedió en Atlético) para ascender”, expresó el entrenador Néstor Apuzzo.

Huracán logró un gran triunfo y seguramente será un hueso duro de roer para el “decano” en Córdoba. (Especial-DyN)

Comentarios