El Senado retoma el análisis del Código Procesal Penal y lo trata en dos semanas

Los especialistas avalan que se pase del “sistema inquisitivo” al “procesal acusatorio”

EXPLICACIONES. El oficialismo avanza con su propuesta sobre el Código  telam EXPLICACIONES. El oficialismo avanza con su propuesta sobre el Código telam
05 Noviembre 2014
BUENOS AIRES.- Las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Presupuesto y Hacienda del Senado retomaron ayer el análisis del proyecto de reforma integral del Código Procesal Penal, que impulsa el Gobierno, y que el oficialismo quiere llevar al recinto dentro de dos semanas.

En la cuarta audiencia desde que el la Casa Rosada remitió su proyecto, los senadores volvieron a escuchar a especialistas que plantearon sus opiniones sobre la iniciativa oficial, aunque en líneas generales respaldaron el paso de un sistema inquisitivo como el actual a un sistema procesal acusatorio que se propone.

El primero de los expositores fue el defensor General Adjunto de la provincia del Chubut, Alfredo Pérez Galimberti. El profesional respaldó la reforma (aunque en realidad hay otros cuatro proyectos de modificación integral y varios de cambios parciales del referido digesto en la comisión), al sostener que “el paso de un sistema inquisitivo a uno en que las personas se vean las caras es un tránsito realmente fenomenal”. Por ello, abogó por una pronta sanción de la ley.

Sin embargo, insistió en que “los puntos principales (de la reforma) tienen que estar: las audiencias públicas, los tiempos controlados y la participación ciudadana”. También consideró “imprescindible tener salidas alternativas al proceso penal” para los casos de delitos menores.

Pérez Galimberti, además, indicó que el proyecto implica “un sistema en que la acción esté en manos del fiscal y lo principal para el juez es la higiene del proceso”. A la vez, remardó que, con el actual sistema “el juez depende de la policía. Si la policía tiene éxito, el juez es exitoso; si la policía fracasa, el juez fracasa”, dado que el magistrado es quien hace la instrucción a través de la fuerza de seguridad.

Por eso, subrayó que “la llave del sistema es la audiencia, el ciudadano tiene derecho a estar en las audiencias”. Afirmó que ese mecanismo también permite “producir la mejor información, porque es pública” y porque “el juez ya no puede delegar. Los jueces juzgan, los jueces hacen audiencias”.

A su turno, el defensor público oficial, Ignacio Tedesco (aclaró que su presencia era en calidad de profesor de Derecho Procesal y no por la Defensoría), afirmó que “no hay la menor duda de que corresponde trabajar en una nueva estructura de proceso penal”. Apuntó que “el Código Criminal de 1908 francés parecería ser mucho más sano que el que nosotros tenemos ahora”.

“El sistema procesal podrá dar respuesta a todos si involucra a todos y es un sistema de partes”, argumentó. Luego sostuvoo que hablar de “conmoción social del hecho” para determinar el dictado de una prisión preventiva, como plantea la reforma, ”atiende a la agenda de los medios de comunicación” y eso “es grave, está mal”. Tedesco afirmó que “hay muy pocos sistemas en el mundo que cuentan con la querella autónoma”, es decir que la víctima puede ejercer su propia acusación, y alertó sobre “la multiplicidad del ejercicio de la acción penal pública”. (DyN)

Comentarios