Oliva y Jaime, los guardianes del éxito de los "Santitos"

Arqueros de la 97 y la 98, fueron vitales en la final por penales con Atlético.

09 Oct 2014
1

DE MANOS FIRMES. Oliva y Jaime se lucieron atajando penales en las finales de sus categorías (97 y 98).

Pusieron sus manos y sellaron los arcos. Así, lograron ser vitales para que San Martín regresara a los primeros escalones de las divisiones formativas. Bajo los tres palos de las categorías 97 y 98, Federico Oliva (17 años) y Juan Jaime (16) tocaron el cielo con sus guantes al mismo momento que se volvieron decisivos en las finales que se definieron con remates desde el punto del penal, nada menos que ante Atlético.

“Al clásico lo tomé como algo muy lindo por lo que fue la previa con mis ex colegas de Atlético. Yo atajé el cuarto penal y mis compañeros fueron efectivos”, contó Oliva recordando ese pasado “decano”, equipo del que lo dejaron libre en febrero por su 1,70 metro de altura. “Venía muy bajoneado por lo que me había pasado. No me duele que me hayan sacado por lo que mido, pero acá soy el primer arquero donde hay otros también, entonces no se explica ”, reconoció el pibe sin dejar de agradecer a Fabián Amaya, encargado del departamento de inferiores liguista, quien aquella misma tarde en la que “Fede” dejó de ser “decano”, lo llevó a entrenar con San Martín. Lo ayudó que el DT Dardo Villarreal ya lo conocía de su paso por UTA.

El fan de Sebastián Saja y Marcelo Barovero reconoció que el tiempo que pasaron los “santitos” sin lograr un título incrementó el éxito conseguido. “Mis compañeros jamás pasaron los cuartos de final”, recordó emocionado y luego de los festejos. Los padres de algunos jugadores del equipo “decano” que lo vieron lucirse en la final le pidieron volver. Pero Oliva sólo piensa en seguir en La Ciudadela: “mi fuerte es mi elasticidad y creo que saco bien. Pero hay que aprender muchas cosas. Mi objetivo es seguir jugando al fútbol y estudiar la técnicatura en Seguridad e Higiene”.

Jaime también se refirió a la importancia de cortar la racha y devolverle la gloria al equipo. “Hacía mucho que no pasábamos los cuartos de final. Esta fue mi primera final con San Martín en tres años”, recuerda el 1 que en la serie se quedó con dos pelotas y desató la fiesta. “No sé si soy un atajador de penales, creo que es cuestión de suerte”, señaló él sin agrandarse.

Juan es el cuarto arquero del equipo que participa del Federal A, bajo el mando de Juan José López, y reparte sus horas en cada uno de los entrenamientos y sus estudios en el Instituto San Miguel. “Antes de comenzar el torneo me hicieron el bautismo y Fabricio Lenci me cortó el pelo”, sonrió. ¿Lo que sigue? “Volver a entrenar con el plantel del Federal A. Me llevo muy bien con todos, pero con el que más hablo es con Juan Carrera”, contó de sus otros mentores el hincha de Boca y fan de Agustín Orion, disfrutando el momento más esperado.

Comentarios