El "Ratón" Ibáñez jugará por primera vez contra San Martín - LA GACETA Tucumán

El "Ratón" Ibáñez jugará por primera vez contra San Martín

El delantero ahora viste los colores de Juventud Antoniana de Salta, el próximo rival de los "Santos".

12 Sep 2014
1

CON SU VIEJA AMIGA. Gustavo Ibáñez será una de las cartas ganadoras que Juventud Antoniana traerá a La Ciudadela. gentileza el tribuno de salta

SALTA.- Gustavo César Ibáñez reconoce que desde hace varios días que la ansiedad lo domina. Y no es para menos, el mayor ídolo de San Martín de los últimos años, por primera vez enfrentará al equipo que le dio la posibilidad de hacerse conocido a nivel nacional.

El delantero, que ahora viste los colores de Juventud Antoniana de Salta, le confesó a LG Deportiva que nunca le hubiera gustado competir con los colores que siempre llevará en un lugar importante de su corazón.

“Cuando pongo la cabeza en la almohada y cierro los ojos, me imagino a una Ciudadela a pleno, pero esta vez, como nunca ocurrió hasta ahora, estaré en la vereda del frente. Si me hubieran dado a elegir, por todo lo que viví en los años que pasé en el club, no me gustaría que esto ocurriera. Pero como profesional que soy, ahora me debo al club que confió en mis condiciones”, dijo el atacante que forma una dupla temible con otro delantero que tiene pasado “santo”: Gustavo Balvorin.

Los 316 kilómetros que separan Tucumán con la capital salteña, no son un obstáculo para que el “Súper Ratón” esté alejado de la actualidad de los “santos”. “No se puede borrar de un plumazo lo que uno vivió durante tantos años en un club. Es un sentimiento que va más allá de lo deportivo. Todos los días me entero de las novedades con la página de LA GACETA.com. Además, no son pocos los amigos que me hablan y me comentan los hechos que diariamente ocurre en el club”, dijo el paulistano.

Al delantero le sorprendió gratamente al enterarse de la movida que están realizando los hinchas para homenajearlo antes del domingo. “Me llena de orgullo que el hincha tenga esa iniciativa. Ellos saben que el sentimiento es mutuo y que se mantiene más allá que en estos momentos vista una camiseta distinta. Eso va más allá de un resultado deportivo. No me hubiera gustado irme nunca del club, pero el fútbol es así y como este es mi medio de vida, acepté venir a jugar en un club de Salta”, comentó.

Ibáñez se siente preocupado por la actualidad futbolística y los problemas que los directivos mantienen con la barra. “Quienes tuvimos la dicha de vestir esta camiseta, sabemos que San Martín está obligado a ser protagonista en el torneo que participe. Pero quedó demostrado que en este nivel de competencia se acabaron los equipos fáciles y que para cosechar los tres puntos vas a tener que jugar a full hasta el último minuto de cada encuentro. Lo que también me duele es el desencuentro que los dirigentes tienen con la barra. Esto se arregla con el diálogo y que las partes sepan que San Martín está más allá de cualquier conflicto ocasional”, señaló Ibáñez.

Comentarios