De Muner no se calló nada

El referente, dolido y preocupado, dio la cara y responsabilizó al equipo por la derrota

08 Sep 2014
1

SIN NADA QUE HACER. Pablo De Muner sufrió la derrota y habló antes de regresar a Tucumán con mucha autocrítica.

ANDALGALÁ (de nuestro enviado especial, Miguel Décima).- Pocas veces un jugador fue tan frontal y autocrítico como Pablo de Muner. “Nos faltaron ganas y actitud para jugar este partido”, dijo el experimentado defensor y mostraba la desazón luego de la decepcionante actuación de San Martín ante Unión Aconquija.

De Muner no tuvo vergüenza para considerar a los futbolistas como los únicos culpables de la derrotas. “Los cuatros o cinco jugadores que nos consideramos referentes de este plantel nos tenemos que hacer responsables, porque sabemos lo que significa vestir esta camiseta con tanta historia. Por eso, me toca a mí poner la cara en esta derrota que nos duele a todos, porque vinimos con la ilusión de llevarnos los tres puntos y nos vamos con las manos vacías y mucha preocupación. Lo mejor hubiera sido que la pongamos dentro de la cancha. No ocurrió eso, y los resultados están a la vista”, dijo.

De Muner reconoce que cuando los resultados no son los esperados, el hilo termina cortándose por lo más delgado. “La semana pasada no tuvimos días tranquilos, por eso creo que esta será igual. Y repito que la responsabilidad de lo pobre que se vio en el campo es nuestra. Quien estuvo en el estadio se habrá dado cuenta que fue así. Un equipo que se crea protagonista no puede darse el lujo de perder todas las pelotas divididas y las segundas opciones”, apuntó filoso el defensor, desligando al DT Osvaldo Bernasconi, quien se había responsabilizado absolutamente por la anterior derrota (con Zapla) y que ayer se fue de Catamarca sin dar declaraciones.

Lo que a Pablo también lo dejó preocupado fue la escasez de chances de peligro. “Salvo ese cabezazo de Pérez en el primer tiempo y el último remate de Velasco, no creamos situaciones de gol como para aspirar a llevarnos por lo menos un punto”, dijo.

Y el defensor tuvo más: “Otra de las falencias es que nos cuesta leer a tiempo los partidos. Ya nos ocurrió frente a Zapla y lo terminamos perdiendo al final. Ayer, a los 15’ ya sabíamos cómo iba a ser el encuentro y nos faltó inteligencia para cambiar el chip”, analizó recalcando que la intención debe ser jugar un buen fútbol, pero además sacar a relucir la personalidad. “La que tiene que tener un jugador que vista esta camiseta. Nos falta ser solidarios cuando superar a un compañero”, cerró el zaguero esperando que su autocrítica sirva en el futuro más inmediato

Comentarios