Se viene Brasil, el rival menos esperado

La derrota con Grecia dejó 3ª a la selección, que ahora va contra su clásico rival.

NO ALCANZÓ. Los 17 puntos que aportó Luis Scola para Argentina poco sirvieron para evitar la derrota frente los griegos. dyn NO ALCANZÓ. Los 17 puntos que aportó Luis Scola para Argentina poco sirvieron para evitar la derrota frente los griegos. dyn
05 Septiembre 2014
SEVILLA.- El objetivo era evitar enfrentarlo en el inicio del verdadero Campeonato Mundial, pero no se pudo conseguir la meta deseada. El destino volverá a poner a la selección argentina frente a Brasil, en la próxima fase. Lo enfrentará a todo o nada, el domingo a las 17, en Madrid.

Tal como ocurrió en Turquía 2010 y Londres 2012, Argentina definirá su suerte ante el clásico rival. Esto se concretó luego de que el equipo de Lamas cayera ante Grecia por 79 a 71 y quedara 3ª en el Grupo B.

Como había ocurrido en el encuentro frente a Croacia, Argentina comenzó mal. Y eso derivó en el dilema de tener que remar durante el resto del partido desde atrás. Nick Calathes, un notable lanzador desde posiciones exteriores sorprendió con diez puntos en el primer cuarto. Sin variantes ofensivas, ni defensa (28 puntos en contra en los diez minutos iniciales), el equipo se frustró y cerró con su máxima en contra: 16-28.

Lamas estuvo obligado a echar mano al banco de relevos. El ingreso de Laprovittola trajo orden y paciencia. Esto le permitió recuperar protagonismo y ponerse a tres (28-31 a falta de 5’28’’). Pero, Grecia reaccionó y manejó la diferencia al termino del segundo cuarto.

La parte final del cotejo comenzó de la peor manera para Argentina. Esto permitió que los griegos estiraran la ventaja a 18 (44-52 a 7’23’’). Los ingresos de Safar y Delía, posibilitó que el equipo tuviera una remontada increíble hasta ponerse a dos (68-70, a falta de 4’24’’). Pero el envión se acabaría ahí. Sin más nafta en el tanque, el equipo apenas pudo anotar tres puntos hasta el final del juego.

Comentarios