Luego de 14 años, velan los restos de Pamela Laime en Garmendia

Los huesos de la joven fueron entregados esta mañana a su madre; estaban enterrados como NN en el Cementerio del Norte.

DOLOR. El velatorio de la joven asesinada en octubre de 2000 se realiza en la casa de su madre. LA GACETA / FOTO DE ALVARO MEDINA VÍA MÓVIL DOLOR. El velatorio de la joven asesinada en octubre de 2000 se realiza en la casa de su madre. LA GACETA / FOTO DE ALVARO MEDINA VÍA MÓVIL
01 Septiembre 2014
Los restos de Pamela Laime son velados desde esta tarde en la comuna de Garmendia, 14 años después del asesinato de la joven, y mañana serán enterrados en el cementerio de la localidad, ubicada al este de la provincia, en el departamento Burruyacu.

Mercedes Saldaño recibió esta mañana los restos de su hija. El trámite se realizó en la sede del Cuerpo Médico Forense, en avenida Independencia y La Rioja, al sur de esta capital. "Para cualquier madre es difícil un momento así pero tenemos que ser fuertes para seguir adelante con la investigación", sostuvo la mujer.

Tras la entrega, los restos fueron introducidos en un cajón y desde allí partió el acompañamiento hacia la comuna de Garmendia.

Pamela tenía 17 años cuando fue asesinada en octubre de 2000, pero no pudieron identificarla cuando hallaron su cadáver, que tenía tres hachazos en la cabeza y había sido dejado en la zona de Ticucho. 

La joven había salido de su casa en Garmendia rumbo a una vivienda de San Miguel de Tucumán, en la que trabajaba como empleada cama adentro. Su madre intentó comunicarse con ella dos días después, pero la mujer para la que trabajaba le dijo que nunca había llegado.

Saldaño hizo varias denuncias en la Policía y en la Justicia, sin que pudieran dar con su paradero. Durante 14 años fue un misterio qué había pasado con Pamela, y se creyó que podría haber sido víctima de una red de trata de personas.

El hallazgo
Este año, cuando el caso salió a la luz, la fiscala Adriana Giannoni ordenó que se exhumara el cuerpo de la fosa del Cementario del Norte en la que supuestamente se encontraban los restos, como NN. Pero al abrir la sepultura no se halló el cuerpo.

En una segunda excavación realizada a fines de junio en una fosa contigua, permitió hallar unos huesos que podrían ser de la víctima, teniendo en cuenta que en el cráneo había marcas similares a las que tenía el cadáver hallado en 2000. Las pruebas de ADN confirmaron que se trataBA de Pamela, por lo que la Justicia dispuso la entrega de los restos.

Comentarios