Charly García, Illia Kuryaki y Skay abrieron el Cosquín Rock - LA GACETA Tucumán

Charly García, Illia Kuryaki y Skay abrieron el Cosquín Rock

Alrededor de 30 mil personas bailaron hasta la madrugada. "Pity" Alvarez fue la sorpresa de la primera jornada del festival que se desarrolla en el Valle de Punilla

02 Mar 2014
2

IMPECABLE. Los IKV fueron uno de los grandes números de la primera noche. TELAM

COSQUIN, Córdoba.- Charly García, Illia Kuryaki & The Valderramas y Skay y los Fakires abrieron de un modo estruendoso la edición 2014 del Cosquín Rock, ante una multitud de más de 30.000 personas que asistieron a la primera jornada del encuentro rockero más federal de la Argentina.

Desde temprano la gente, que había llegado desde distintos puntos del país, se acercaba al predio del Aerodrómo de Santa María del Valle de Punilla, sede del festival por segundo año consecutivo.

Sin importar la edad, adolescentes, jóvenes, adultos e incluso familias enteras mostraron la comunión de una misma pasión en coros encontrados, abrazos y llantos compartidos.

El escenario principal comenzó a sonar desde las 16 con los acordes de los ascendentes Cirse; luego fueron los grupos La Armada Cósmica, De La Gran Piñata, El Kuelgue y Banda de Turistas.

En otro tablado, el nivel de la tarde estuvo, además, marcado por muy buenas bandas en ascenso como los eclécticos Cultivo, los electrónicos cordobeses París París Musique y Guauchos, un quinteto de rock folclórico formoseño.

En otro de los espacios, desde las 17 se proyectó "El alucinante viaje", un documental realizado por cuatro amigos de la compañía Comando Luddista que revive la historia de Los Redonditos de Ricota.

Cuando ya estaba cayendo el sol, cerca de las 19, apareció sobre el escenario principal Ivan Noble, quien ofreció un show de clásicos de Los Caballeros de la Quema.

Luego fue el turno de León Gieco, quien subió acompañado por Aníbal Forcada, uno de los hombres detrás del "rockumental" "El blues de los plomos", segundo documental proyectado en el evento, que narra la unión entre los técnicos de los rockeros y la atmósfera que se crea detrás del telón en cada noche, en cada concierto.

Después de cantar a dúo con Forcada, León invitó a subir a los chicos de Infierno 18 y juntos tocaron "Pensar en nada" y "En el país de la libertad", hasta que a través de los parlantes se escuchó: "esta canción se la dediqué a Charly hace mucho tiempo", frase que anunciaba el inicio de "Los Salieri de Charly".

Tras un final tan movido como emotivo con "El fantasma de Canterville", llegó el momento para que Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur encabezaran el vendaval de los Kuryaki con un repaso por clásicos y temas de "Chances", su último y premiado disco.

Fuera de programa y como sorpresa del día, en otro de los escenarios y tras irrumpir detrás de un gran telón blanco, Cristian "Pity" Alvarez se presentó junto a Viejas Locas.

Tras la conmoción de esta inesperada sorpresa, el escenario de rock barrial continuó con las bandas Ojos Locos, Cielo Razzo, La Beriso, El Bordo y Los Gardelitos, encargados de bajar el telón. Mientras tanto sobre el escenario principal, otra eminencia de la música comenzaba a desgranar los acordes de su guitarra eléctrica; Skay junto a su banda Los Fakires.

Si bien el artista interpretó temas propios que hicieron emocionar al público, también recreó grandes clásicos de su etapa en Los Redondos como "El pibe de los astilleros", "Ji Ji Ji" y "La hija del fletero", que alegró a miles de corazones ricoteros.

El último en tocar fue Charly García y su recital, dividido en dos bloques, fue una guía que recorrió hitos de su historia junto a la Orquesta Kashmir, que dirige Patricio Villarejo, y la dulce voz de Rosario Ortega.

Sin apagarse por la llovizna constante, hubo hermosas versiones de "Rezo por vos" y "Los dinosaurios", pero la euforia se multiplicó cuando Skay y Nito Mestre se sumaron para viajar más de 40 años en el tiempo y regalar "Instituciones", clásico de la época de Sui Géneris.
Comentarios