En un acto institucional junto a La Cámpora, Cerisola impulsó a su vicerrectora para la sucesión - LA GACETA Tucumán

En un acto institucional junto a La Cámpora, Cerisola impulsó a su vicerrectora para la sucesión

"Es la persona que acompañaré en este proceso", sostuvo el actual titular de la Universidad. El rector eligió un evento oficial de la Casa de Juan B. Terán, del que participaron referentes nacionales y provinciales del kirchnerismo, para hacer el anuncio. "La UNT está por encima de las preferencias partidarias", aclaró Bardón

12 Nov 2013
1

DE CERCA. Cerisola saluda a alumnos que recibieron notebooks de la Nación ayer; detrás suyo (de saco oscuro) se mostró el legislador camporista Jesús Salim. PRENSA UNT

La contienda para gobernar la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) se lanzó públicamente ayer. Si bien faltan seis meses para la renovación de todas las autoridades, el actual rector, Juan Alberto Cerisola, respaldó la aspiración de su vicerrectora, Alicia Bardón, de sucederlo. Y no fue en cualquier espacio ni contexto. Ocurrió durante un acto oficial en el patio del Rectorado y con un funcionario nacional de La Cámpora sentado en la mesa de autoridades (Nicolás Carivenc). En otro sector, entre los miembros del gabinete, estaba el legislador camporista, Jesús Salim.

Los comicios llegarán en un momento de ebullición política, por las recientes protestas estudiantiles y por las pujas sectoriales internas. La agrupación kirchnerista fue ganando espacios en la Universidad en los últimos años y cuenta con dos funcionarios (Rodrigo Alderete y Ricardo Zupán). En cambio, el radicalismo está en retroceso. De hecho, quien se quedó parado y alejado del resto de sus colegas fue Mauricio Argiró, secretario de Bienestar que pertenece a ese espacio. Incluso, se retiró antes del final de la ceremonia.

"Ojalá sea Bardón"

En junio, el Consejo Superior de la UNT había aplazado para la próxima gestión la reforma del estatuto de la institución que podría haber habilitado un tercer mandato para el rector y algunos decanos. Al quedar Cerisola fuera de carrera, se habían abierto las especulaciones. Bardón había sido la primera en anotarse públicamente como candidata al puesto a principios de mes. Pero el rector no se había pronunciado al respecto.

"Esta es la principal universidad extensionista del país. Trabajamos desde que la dirijo, hace ocho años, para que seamos también la principal inclusivista. Espero que quien me suceda, que ojalá sea la doctora Bardón, continúe con mis mismas ideas", disparó Cerisola al comienzo de su discurso. Cuando concluyó su alocución, explicó que considera que Bardón es la persona adecuada por su formación académica y el manejo de gestión. "Es una científica notable y se desempeñó muy bien trabajando a la par mía todo el día. No es una figura decorativa, toma decisiones. Es la persona que acompañaré en este proceso de renovación de autoridades. Todo aquel que tenga la capacidad puede ser candidato. La Universidad es pública, libre y abierta", justificó.

Bardón ratificó su postulación y expresó que su equipo está trabajando para definir a su compañero de fórmula. "Vengo acompañando a cada docente, no docente o estudiante que me trajo un proyecto de construcción. No discriminé por el partido. Si el proyecto es bueno, tenemos que ser plurales. Es la forma en la que veo la Universidad, que está por encima de las preferencias partidarias. Tengo la suerte de no haber llegado por ninguna tendencia política sino por mis condiciones", explicó.

El legislador Salim evitó brindar un apoyo explícito a Bardón, pero negó que impulsen un candidato propio. "Acompañamos la gestión institucional. No apoyamos nombres, sino que se consolide un proyecto político de transformación del país en la UNT", afirmó.

Bardón, doctora en Química e investigadora del Conicet, integró la fórmula con la que Cerisola compitió en 2010. Los otros "rectorables" que sonaron hasta el momento fueron los decanos de Medicina y Arquitectura, Mateo Martínez y Eduardo Coletti, respectivamente.

Un guiño

En el acto, Cerisola aseguró que insistirá "muy ferozmente" en la Nación para lograr la apertura de comedores. "La UNT tiene el derecho a ese financiamiento para que los alumnos, no todos, los que realmente lo necesiten, puedan acceder", argumentó. Salim se mostró exultante con la mención, porque encabezó las gestiones en Buenos Aires por ese reclamo, uno de los que motorizó la reciente "toma" de varias facultades.

Carivenc, subsecretario de Gestión y Coordinación de Políticas Universitarias y responsable de planes de becas, afirmó que fue quien recibió el proyecto. Detalló que la iniciativa está en la etapa de evaluación técnica, proceso que terminará a fin de mes.

Con respecto a las ayudas económicas, adelantó que la UNT contará el año próximo con 3.000 becas. Unas 1.800 serían para alumnos de ciencias de la salud y humanidades ($ 4.320 anuales) y 1.200 para los de ciencias exactas (entre los $ 7.000 y $ 17.000 según el año de cursado). Durante este ciclo lectivo, estimó, se habían otorgado alrededor de 2.700 becas.

Comentarios