Eduardo Coletti: Un arquitecto para reedificar el saquismo - LA GACETA Tucumán

Eduardo Coletti: Un arquitecto para reedificar el saquismo

Para garantizar la llegada de Coletti al Rectorado, Sacca dice contar con el apoyo de la mayoría de los decanos.

10 Nov 2013
1

LA GACETA / FOTO DE ARCHIVO

En mayo de 2010, Eduardo Coletti fue elegido decano de la Facultad de Arquitectura. Aquella elección se dio en el marco de un quiebre del oficialismo que conducía la Universidad Nacional de Tucumán (UNT): hacia mediados de 2009 se había empezado a agrietar la relación entre el rector, Juan Alberto Cerisola -transitaba su primer mandato- y su entonces vicerrectora, María Luisa Rossi. La fórmula se partió, y fueron separados a los comicios. El principal socio político de Cerisola era, en ese momento, el diputado Luis Sacca (UCR). Coletti estaba alineado detrás de Rossi.

La sociedad de Cerisola y Sacca ya está rota. Este divorcio implicó, para el parlamentario, la pérdida de espacios de poder dentro del Rectorado: a mediados de junio, el rector pidió la renuncia a dos funcionarios saquistas: Susana Maidana (ocupaba la Secretaría Académica) y Edmundo Bórquez (estaba al frente de la Subsecretaría de Política Administrativa y Gestión).

Hoy, a cuatro años de aquellos comicios, los otrora rivales políticos Coletti y Sacca se aliaron: el arquitecto es la apuesta -aún no confirmada- del radical para reconstruir el poder que supo tener en la UNT.

Además de ocupar el Decanato de Arquitectura, de ser profesor titular de la cátedra Práctica Profesional y Legal de esa unidad académica, y de haber sido expositor en diversos cursos de posgrado, Coletti es un reconocido empresario de su rubro: por su actividad privada llegó a presidir el Colegio de Arquitectos de Tucumán.

Para garantizar la llegada de Coletti al Rectorado, Sacca dice contar con el apoyo de la mayoría de los decanos -fuentes cercanas hablan de nueve de los 13-. En el estamento estudiantil ofrece a Franja Morada (FM). Pero esta agrupación no se muestra cohesionada en toda la UNT: en Exactas, Derecho y Filosofía surgieron fuerzas a partir de escisiones de esta; y los "morados" de Bioquímica ya demostraron antes que tienen vida propia.

En la "patria chica", Coletti aún tiene un frente abierto: en 2011 se detectaron en Arquitectura presuntas anomalías en el registro de notas de estudiantes.

Comentarios