Bajó la mortalidad por enfermedades cardiovasculares

Incide el mejor control de la hipertensión arterial

17 Oct 2013
La mortalidad por enfermedades cardiovasculares descendió un 15 % en ocho años, según datos del Ministerio de Salud de la Nación, principalmente debido a la disminución creciente del tabaquismo y al mayor control de la hipertensión arterial. Sin embargo, no no todas son buenas noticias: las patologías del corazón representan el 30% de todas las muertes en el país y son la principal causa de mortalidad por encima del cáncer y los males respiratorios.

Las cifras fueron difundidas horas antes del inicio del XXXIX Congreso Argentino de Cardiología, que se realizará en Buenos Aires desde mañana. El presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, Jorge Belardi, destacó la necesidad de reducir aún más las muertes por males cardiovasculares. Y resaltó el papel de los médicos: "los profesionales de la salud tienen una gran responsabilidad. No todos están bien capacitados, y eso hace que hoy sólo el 30 % de los infartos se traten bien y a tiempo".

El tratamiento precoz del infarto agudo de miocardio (IAM), con un electrocardiograma en los primeros 30 minutos de producido y el destape de la arteria en una hora, puede reducir la mortalidad cardiovascular, señaló. "Llegan a la consulta 45.000 infartados por año, es recomendable actuar cuanto antes", afirmó Belardi.

"Hay conciencia en las autoridades de que bajaría la mortalidad por enfermedades cardiovasculares si se definen y aseguran los requerimientos mínimos de complejidad para la atención adecuada del IAM", destacó.

Para bajar la mortalidad cardiovascular, también se necesita que los médicos sigan las guías clínicas y que hagan que los pacientes adhieran al tratamiento a largo plazo", afirmó Belardi. "Hoy el problema es que los pacientes abandonan, pero los tratamientos deben seguirse por períodos prolongados. Esto requiere un compromiso no sólo de los pacientes sino de los médicos y del sistema de salud para hacer que las muertes cardiovasculares se reduzcan significativamente".

La "polipíldora"
Entre las novedades farmacológicas que se presentarán en el Congreso figura la polipíldora, que ya fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de España y laboratorios Ferrer.

La polipíldora, según los expertos, va a ayudar sobretodo a aquellos pacientes que les cuesta mantener un tratamiento porque sólo tienen que tomar una pastilla con tres medicamentos: un inhibidor de la enzima de conversión de la angiotensina, una estatina y una aspirina. Se trata de un fármaco que no sólo es más fácil de consumir, sino que también es más barato.

Comentarios