El sábado se podrá viajar en colectivo con tarjeta magnética

Comenzarán a funcionar en todas las unidades de las líneas 1, 10, 17 y 18.

21 Ago 2013
1

VALIDADORA.Estará cerca del chofer LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARAOZ

Un cambio en el servicio de transporte público de pasajeros está a punto de concretarse. A partir del sábado entrará en vigencia la Tarjeta Ciudadana. Se trata de un nuevo sistema de pago que reemplazará al cospel en los ómnibus urbanos de San Miguel de Tucumán.

Las líneas 1, 10, 17 y 18 serán las primeras en estrenar este servicio, pero su implementación continuará durante las próximas semanas en las unidades de las 14 líneas urbanas que circulan por la ciudad. "Hasta que esto suceda, van a coexistir ambos sistemas", destacó Juan Giovanniello, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Municipalidad capitalina. Se estima que recién dentro de un mes estará funcionando a pleno.

El funcionario precisó que los ómnibus ya contaban con los soportes para implementar el nuevo sistema, pero restaba colocar las validadoras. También afirmó que el dispositivo para usar la tarjeta estará en todos los internos de las cuatro líneas urbanas que darán el puntapié inicial.

Cómo obtenerla

La Tarjeta Ciudadana se venderá desde el viernes en unos 300 comercios habilitados que suelen comercializar cospeles. El plástico se entregará sin cargo, aunque se exigirá una compra mínima de cuatro viajes, que equivalen a unos $12. Cuando se agote el stock inicial de 150.000 tarjetas, se cobrarán a un valor que aún no fue determinado.

"Las recargas también se harán en los quioscos. Los comerciantes que trabajen con el servicio necesitarán tener un posnet. La idea es que cada vez sean más los que usen la tarjeta y así ir sacando de circulación el cospel de manera progresiva", agregó Giovanniello.

Según se especificó, los usuarios podrán optar entre dos tipos de tarjetas recargables: nominal y no nominal. La primera tendrá un chip con información del usuario (DNI y nombre). El beneficio que tendrá es que si se queda sin crédito, su dueño podrá viajar igual hasta dos veces más con saldo negativo. Luego se le descontará el valor de los viajes cuando cargue dinero en otra oportunidad. Otra ventaja es que en caso de pérdida o robo, el titular podrá llamar a un centro de atención que se habilitará para informar el hecho. De esa manera se anulará la tarjeta, y el saldo se habilitará en la próxima tarjeta que compre. Las no nominales no llevarán los datos del usuario y no se las podrá usar con saldo negativo. Por último, se venderán tarjetas descartables que sólo admitirán hasta dos recargas, y se podrán adquirir a $15 y $25.

Por otra parte, también habrá abonos escolares, docentes y sociales que se tramitarán en las sedes de cada línea de colectivos.

Claves para usarla

Las tarjetas deberán colocarse a menos de 10 centímetros de la máquina validadora para que sean reconocidas. Una luz verde y un sonido indicarán la autenticidad del pase. El dispositivo, además, señalará la cantidad de viajes restantes. También quedarán registrados la hora en la que marcó la tarjeta, la línea, el interno y el chofer, entre otros datos.

Comentarios