El tratamiento del pliego de Milani se postergará hasta después de las elecciones

La decisión fue tomada por la presidenta Cristina Fernández e incluye designaciones de jefes militares. La medida surgió luego de que el CELS admitiera vínculos del Jefe del Ejército con la represión ilegal durante la última dictadura.

22 Jul 2013
1

MARCHA ATRÁS. La designación de César Milani amenazaba con convertirse en un escándalo. FOTO TOMADA DE CLARIN.COM

BUENOS AIRES.- La presidenta Cristina Fernández ordenó esta tarde al bloque del Frente para la Victoria, postergar hasta después de las elecciones el tratamiento de "los pliegos de jefes militares", entre los que se encuentra el del Jefe del Ejército, César Milani, sospechado de estar vinculado a la represión durante la última dictadura militar.

"Por instrucción de la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner se ha dispuesto dejar sin efecto el tratamiento de los pliegos de jefes militares hasta el momento de tratar la totalidad de los ascensos de las Fuerzas Armadas", indicó un comunicado del bloque kirchnerista.

En la práctica, esta decisión implica que el oficialismo tratará el paquete de pliegos de ascensos de las Fuerzas Armadas, incluído el de Milani, a fines de noviembre, en el tramo final de las sesiones ordinarias y luego de las elecciones legislativas del 27 de octubre.

Más temprano, el senador kirchnerista Aníbal Fernández había destacado que el oficialismo en la Cámara Alta evaluaba documentación del CELS para definir si aprueba el pliego del general César Milani como jefe del Ejército, aunque advirtió que no permitirán "que descuarticen ni linchen a nadie". 

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) pidió esta mañana a la Comisión de Acuerdos del Senado que rechace el pliego de ascenso del general de división Milani, tras considerar que hay pruebas que lo vinculan a la represión ilegal durante la última dictadura.

La firma del entonces subteniente Cesar Milani en el acta de "deserción" del soldado Agapito Alberto Ledo, en junio de 1976, forma parte de la documentación aportada hoy por el Centro de Estudios Legales y Sociales al Senado, para impugnar el ascenso de ese militar al  grado de teniente general. La entidad tambièn sumó a la Comisión de Acuerdos del Senado copia de la declaración que en 1984 realizó Ramón Alfredo Olivera ante un organismo de derechos humanos del NOA, relatando que Milani participó de un "allanamiento" que derivó en la detención de su padre, quien fue torturado en el Batallón de Ingenieros 141 de La Rioja. Olivera también añadió que Milani lo "hostilizó" durante un interrogatorio judicial.

En relación al soldado Ledo, las ocho páginas datadas en 1976 comprueban que Milani relató las circunstancias de sus deserción; "fugó del vivac que la subunidad tiene instalado en el Edificio de Construcción de Escuela de Comercio de la ciudad de Monteros", dijo. Y hasta detalló que, al "fugarse", Ledo se llevó consigo "una camisa de sarga verde oliva, un pantalón, un blusón de satín verde oliva, una camisa ballenera, un calzoncillo corto, un par de medias, un par de borceguíes, un abrigo de parte superior y un cinturón de cuero con hebilla rectangular", así como también los elementos asignados como conscripto, los que fueron valuados en $ 26.544 de ese momento.

Todas esas noticias surgieron a la luz recientemente, con la postulación que formuló el gobierno nacional de ese militar al grado de teniente general. (DyN)
Comentarios