Al "rojo" vivo y coleando

Los Tarcos se recuperó de su mal arranque con un triunfo que hasta Cardenales celebró.

LA CLAVE DEL ÉXITO. Joaquín Riera intenta penetrar la resistencia de Martín Hernández y Lucho Castillo. El joven fullback apoyó por duplicado y fue determinante. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO LA CLAVE DEL ÉXITO. Joaquín Riera intenta penetrar la resistencia de Martín Hernández y "Lucho" Castillo. El joven fullback apoyó por duplicado y fue determinante. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO
15 Julio 2013
Esos pocos centímetros por los que el intento de drop de Jorge Domínguez no entró en la H son los que separaron a Los Tarcos de un pantano del que le hubiera costado horrores salir. Con la paridad existente y la brevedad del Súper 8, tres derrotas de arranque hubieran sido prácticamente su certificado de defunción.

Sabiéndose con el agua a la altura de la nariz, el "rojo" salió a ahogar a Tucumán Rugby, que dispuso de la pelota durante la mayor parte del primer tiempo, pero sufrió el asedio de una defensa que presionó siempre al límite. No abundaban los puntos, apenas dos penales por lado, pero la intensidad con que jugaron ambos mantuvo la atención en un trámite que por momentos resultó demasiado trabado. Un try del joven Joaquín Riera dejó arriba a Los Tarcos sobre el final del primer tiempo, 13 a 6.

Una estocada de Evaristo Paz en el comienzo del complemento pintó el score de color "verdinegro", pero poco después reapareció Riera para darle el mejor de los destinos a un estupendo rever pass de Santiago Salazar que descolocó al muro yerbabuenense.

Lo que siguió se parecía más al rugby de antes que al de ahora. Mucho juego de forwards y tacklear sin parar. Tucumán Rugby empujó para el try de Martín Hernández, pero el "rojo" resistió el resto para salvarse a sí mismo y dejar a Cardenales solo en la cima.

Comentarios