La planta de San Felipe beneficiará a unos 600.000 tucumanos

Las instalaciones para purificar líquidos cloacales se diseñaron para funcionar, sin modificaciones, hasta 2020; fue costeada por el BID.

06 Jun 2013

La planta de tratamiento de efluentes cloacales de San Felipe es una de las obras que, a través de una videoconferencia, inaugurará hoy la presidenta Cristina Fernández en su visita oficial a Tucumán. El Gobierno comenzó a trabajar en la instalación de esta planta en 2010, y el proyecto requirió una inversión de $ 270 millones. La planta está diseñada para procesar los residuos cloacales de 600.000 habitantes.

El gerente de infraestructura y planificación de la SAT, Sergio López, explicó algunas de las características de la instalación. "En este mismo predio funcionaba una planta que le pertenecía a Dipos (Dirección Provincial de Obras Sanitarias) que se encargaba de administrar el servicio. Esa planta tenía una capacidad para tratar los residuos de 200.000 habitantes", apuntó.

Cuando se comenzó la construcción de la nueva planta los especialistas recomendaron la demolición de esas instalaciones. "Teníamos la opción de adosar la estructura nueva a la vieja, pero corríamos el riesgo de que entrara en colapso. Por eso decidimos que entre reparar la vieja estructura y demoler todo era conveniente lo segundo para poner todo nuevo", continuó el gerente.

La obra fue financiada en su totalidad con un préstamo otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se obtuvo a través del Ministerio de Planificación e Infraestructura Federal, a cargo de Julio De Vido. Por otra parte, según explicó López, las cantidades de hormigón y acero que se usaron para esta construcción tienen un volumen equivalente al que se utilizaría para construir unos 20 edificios de 10 pisos.

"Esta planta recepciona los residuos de San Miguel de Tucumán, que tiene una población proyectada de 540.000 habitantes. A pesar de esto, tenemos la posibilidad de ampliar la capacidad de la planta para otros 200.000 habitantes. Sin embargo, las instalaciones actuales fueron pensadas para que podamos trabajar sin realizar modificaciones hasta el 2020", remarcó.

López también dijo que aún hay un 20% de la población de la capital que no tiene cloacas.

Comentarios