Apareció la bronquiolitis y aumentó el 10% la consulta - LA GACETA Tucumán

Apareció la bronquiolitis y aumentó el 10% la consulta

No hay vacuna para prevenir la patología que ataca a menores de 2 años. Los bebés de hasta tres meses son los más débiles. Protegelos.

23 May 2013
1

ARCHIVO LA GACETA

¿Algún miembro de tu familia o de tus hijos pequeños estornuda, está resfriado, tiene fiebre, tos seca, con mucho sueño y pereza...? ¡Prestale atención! Muchos virus comenzaron a circular favorecidos por la sequedad del ambiente y el frío disparando los casos de afecciones respiratorias en adultos y de bronquiolitis en los menores de 2 años.

"En las últimas dos semanas aumentó un 20% la consulta por afecciones respiratorias en general: pacientes con crisis agudas de asma, obstrucciones recurrentes de las vías respiratorias, neumonía y cuadros tipo ETI vinculados al virus influenza (aunque todavía no hubo un incremento de este virus). También detectamos en la provincia un 10% más de casos de bronquiolitis en menores de 2 años, suba esperada si tenemos en cuenta el corredor epidemiológico de esta época del año", detalló a LA GACETA el doctor Ernesto José Ways, pediatra y especialista en afecciones respiratorias y jefe del programa provincial de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).

Lo bueno, hasta ahora, según opinó Ways, es que todavía no hubo contagio de bronquiolitis en menores de tres meses. "Cuando la enfermedad virósica afecta a estos bebés tan pequeños empieza a dispararse el pico estacional", advirtió. Aunque para entrar en la curva ascendente de la bronquiolitis hace falta otro indicador fundamental: la preponderancia del virus sincitial respiratorio (VSR), principal responsable de la patología infantil. "La mayoría de los casos que tenemos hasta ahora son por otros virus: metapneumovirus, adenovirus y parainfluenza)", precisó Ways.

En el sector privado también se registran pocos casos de bronquiolitis. El pediatra Víctor Drube comentó que está comenzando la etapa de la enfermedad y que lo más importante es proteger a los bebés de entre uno y tres meses "porque en esta edad se producen los casos más graves", advirtió. Esto se debe a que los bebés tienen todavía su sistema de defensa muy débil y el virus sincitial respiratorio invade rápidamente los pulmones y el moco termina tapándolos. No hay vacuna contra el VSR, por eso hay que extremar los cuidados de prevención.

La bronquiolitis es una infección de lo bronquiolos que están en los pulmones. Aunque hay casos aislados en todo el año, lo común es que se den una o dos brotes de bronquiolitis durante la época fría. El contagio se produce a través de la mucosidad o la saliva de un enfermo. Se propaga fácilmente en la familia, las guarderías, jardines y salas de los hospitales o sanatorios.

La enfermedad varía de un niño a otro

- El comienzo del mal.- Los síntomas varían mucho. Suele comenzar como un resfrío, con moco nasal, tos leve y, a veces, fiebre. Después de uno o dos días, la tos empeora y el niño tiene una respiración más agitada. Algunos pueden tener dificultad para respirar (se le marcan las costillas y el abdomen se mueve mucho) y ruidos en el pecho (como pitos o silbidos). Esto debe a que los bronquiolos se inflaman y producen moco, dificultando el paso de aire a los pulmones y la respiración del niño.

- Según la edad.- En niños mayores y jóvenes la infección por el virus sincitial respiratorio (VRS) produce sólo un resfrío. Los lactantes y niños pequeños son los que pueden tener síntomas más severos debido a que sus vías respiratorias son más pequeñas y se obstruyen más fácilmente.

- Consultá al médico.- La mayoría de los niños tienen un cuadro leve que se cura con tratamiento en el domicilio. Sólo algunos son hospitalizados. El curso natural de la bronquiolitis puede durar entre 7 y 10 días. Pero entre el segundo y el tercer día la afección puede empeorar. Por eso hay que consultar siempre al pediatra.

- Tené paciencia.- La evolución suele ser lenta, el niño mejora gradualmente su estado general y los síntomas respiratorios. Aunque la tos, por ejemplo, puede llegar a extenderse hasta dos o cuatro semanas.

Comentarios