Maduro acusó al ex presidente colombiano Uribe de organizar un plan para asesinarlo

El mandatario vinculó a ex funcionarios de Estados Unidos y a la oposición en un intento de magnicidio, pero no presentó pruebas. Denunció que la derecha intenta un golpe de Estado "en capítulos". Capriles quiere otro Parlamento. Roberto Carlos hace juicio

EN CUALQUIER LADO. Los seguidores del chavista Nicolás Maduro llenaron las calles de Caracas el Día del Trabajador, e incluso se subieron a semáforos. REUTERS EN CUALQUIER LADO. Los seguidores del chavista Nicolás Maduro llenaron las calles de Caracas el Día del Trabajador, e incluso se subieron a semáforos. REUTERS
05 Mayo 2013
CARACAS.- El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó al ex presidente colombiano, Álvaro Uribe, y a ex funcionarios de Estados Unidos de fomentar un plan para asesinarlo con el apoyo de sectores radicales de la oposición interna de derecha, por lo que se mantiene en alerta cada vez que asiste a un acto público. Aunque no dio detalles, sostuvo que su Gobierno posee "elementos suficientes" sobre quiénes estarían conspirando contra su vida, y que personas "sospechosas" han sido vistas durante sus recorridos por el país.

"Los planes para desaparecerme físicamente los dirigen desde Miami Roger Noriega y Otto Reich (ex funcionarios del Departamento de Estado de EEUU) y desde Bogotá, Uribe, que es un asesino. Dicen que si me sacan a mí del camino se viene la anarquía; yo estoy seguro que esto no va a suceder", afirmó. Dijo que mercenarios "están tratando de penetrar por vías selváticas paramilitares" desde Colombia.

Venezuela rompió relaciones con Colombia durante el mandato de Hugo Chávez y cuando Uribe era Presidente; pero luego se recompusieron los contactos diplomáticos formales.

Uribe negó la acusación de Maduro. "A la INMADURA acusación de la dictadura DESCABELLADA por el fraude y la violencia una única respuesta: que se repitan las elecciones", escribió el colombiano en su cuenta de Twitter. También refutaron todo plan criminal Noriega, Reich y los voceros de la oposición.

Comicios cuestionados
Maduro acusó a la derecha venezolana reunida en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de orquestar un "golpe de Estado por capítulos", pero auguró su fracaso. "Nuestro pueblo saldría por millones a las calles de las ciudades y los pueblos a demostrar su fuerza, con la Constitución, a defender esta patria. No tengo dudas", afirmó.

"Que cosa tiene la burguesía y la derecha, solamente porque un hijo de Chávez, un obrero (en referencia a él mismo), derrotó al burgués llorón (por el candidato presidencial opositor Henrique Capriles). Ahora quieren desconocer todo el proceso electoral con mentiras, manipulación e inconsistencia total", dijo el Presidente, quien rechazó la impugnación de los resultados por la oposición (ver "Una tecnología..."), en medio de la polarización en el país (ver "Problemas...").

Venezuela enviará una nota de protesta al Perú por considerar una falta de respeto las declaraciones de su canciller, Rafael Roncagliolo, quien propuso en la Unasur redactar un documento regional para reiterar la invocación a Maduro a la "tolerancia y diálogo" con la oposición. La reacción fue calificada por la MUD como una "señal de debilidad de un Gobierno sin legitimidad democrática".

Capriles, por su parte, reclamó la realización de un referendo revocatorio del mandato de todos los legisladores, luego de los graves incidentes en el recinto de sesiones, que concluyeron con 11 parlamentarios heridos. "El 80% o el 90% votará para que se adelantaran las elecciones y tener una nueva Asamblea Nacional", señaló. La Constitución prevé la posibilidad de revocar el mandato de todos los cargos públicos una vez transcurrido la mitad del período para el cual fueron elegidos, plazo que comenzará a regir a partir de mitad de año (asumieron en enero de 2011 por un período de cinco años).

Los problemas para el oficialismo no son sólo políticos. El cantautor brasileño, Roberto Carlos, reclamará judicialmente una indemnización por el uso de su canción Detalles en la campaña electoral de Maduro, ya que no fue autorizado. (Télam-DPA-Reuters)

Comentarios