Malvinas: niegan que hayan llevado armas nucleares

El gobernador kelper dice que son inventos.

04 Mar 2013
2

BUENOS AIRES.- El gobierno británico expresó su firme rechazo contra la denuncia argentina de que habrían enviado armas nucleares a las Islas Malvinas, en otro capítulo de la fuerte disputa que mantiene la administración de Cristina Fernández contra la de su par David Cameron. La queja sirvió, además, para responder ante el reclamo de la Presidenta, para que el Reino Unido se siente a dialogar sobre la soberanía del archipiélago, como ordenó la Asamblea de las Naciones Unidas.

El gobernador de las islas, Nigel Haywood, negó que Gran Bretaña haya enviado más submarinos nucleares, con lo que los kelpers (así se denominan los británicos que habitan Malvinas) lanzaron nuevos desafíos a la Argentina, y afirmaron que el gobierno de Cristina "no para de inventar cosas".

El líder político de las islas se comprometió a evitar que la Argentina continúe con sus "agresiones verbales", y resaltó la "historia de 200 años" de los kelpers en ese territorio, publicó el sitio on line de noticias "www.infobae.com".

"Hemos convertido a esta roca en un lugar que se merece todos los derechos humanos concedidos a todos los demás en el mundo", sostuvo Haywood.

En declaraciones al diario británico "The Sun", el funcionario negó que haya submarinos nucleares: "Es todo un invento. Es extraordinario", sostuvo.

Haywood justificó el envío de submarinos nucleares durante el conflicto de 1982 porque "la Argentina invadió" las islas, y dijo que si el entonces gobierno de facto no hubiera tomado esa decisión, eso no hubiera ocurrido.

Argentina realizó hace una semana una presentación ante la ONU para denunciar a Gran Bretaña por haber introducido armas nucleares en la región de las Malvinas, violando tratados internacionales contra dicho tipo de armamento en la región. La queja fue presentada ante la Conferencia de Desarme de la ONU.

Las urnas aguardan

"Uno de los argumentos de la Argentina es decir que Naciones Unidas avala que (las Islas Malvinas) es un territorio en disputa y que ha dicho que los isleños no tienen derecho a decidir. ¿Dónde? No han dicho todo eso", agregó el gobernador kelper.

Mientras se prepara para realizar la consulta popular para decidir si quieren seguir perteneciendo a Gran Bretaña, el gobernador isleño resaltó la importancia del referéndum. "Es la oportunidad de reconocer 200 años de historia (de supuesta presencia ininterrumpida de habitantes ingleses en el archipiélago)", dijo. El 10 y 11 del corriente (sábado y domingo próximo), los habitantes de Malvinas votarán en un referéndum el estatus político que quieren para las islas. Se descarta que la elección será a favor de continuar siendo británicos. (Especial)

Comentarios