Las mejor y peor vestidas de los Oscar 2013

La alfombra roja se tiñó de blanco y de colores pálidos, pero no perdió la elegancia prometida.

JESSICA CHASTAIN. Acertó con un diseño nude de Armani Privé. REUTERS JESSICA CHASTAIN. Acertó con un diseño nude de Armani Privé. REUTERS
25 Febrero 2013
Con la primera pisada en la alfombra roja los flashes comienzan a ser disparados. Ellas dejan que sus asistentes o estilistas hagan los últimos retoques en los primeros metros de la pasarela dedicada a la gran pantalla; como puntadas en algún cierre o correcciones en el maquillaje. Tienen que estar impecables. Un detalle fuera de lugar puede ser fatal y podría llevarlas hasta el último lugar del ranking de las Mejor Vestidas de la gala de los Oscar 2013. El podio de ese mismo conteo en las redes sociales estuvo compartido por un par de estrellas. Entre ellas, la ganadora al Oscar a la Mejor Actriz, Jennifer Lawrence.

La protagonista de "El lado luminoso de las cosas" estuvo impecable con un vestido voluminoso blanco y rosa, de Dior Haute Couture. Sin embargo sus detractores -como algunas comentaristas del canal E!- la compararon con una novia frente al altar o con una torta de merengue.

Jessica Chastain fue la primera que caminó rumbo al Dolby Theatre. La pelirroja lució un modelo de Armani Privé color nude (piel) y escote corazón (en otros países lo llaman "Palabra de Honor"). La protagonista de "La noche más oscura" comparó su look con el que usó Marilyn Monroe en el cumpleaños del presidente John F. Kennedy, en 1962.

Otra de las que llamó la atención antes de la gala fue Amy Adams: usó un Oscar de la Renta celeste y con gran volumen. Su modelo fue similar al que usó Penélope Cruz en los Oscar de 2007.

La gran repercusión en twitter fue el vestido de la ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto. Anne Hathaway. Ella optó por un vestido rosa claro de la marca italiana Prada, con la espalda casi descubierta y con un costado revelador. Por la costura de la parte delantera sobresalía una parte del busto. Eso generó hasta una cuenta en Twitter: @HathawayNippless. Hathaway confesó a la prensa que su outfit fue definido tres días antes de la ceremonia.

Reese Witherspoon, fiel a su estilo femenino, sobrio y naif, eligió un vestido azul de Louis Vuitton. Según indicó ante las cámaras, su pequeña hija fue la que tomó la decisión final. Otra de las jóvenes a las que todos los diseñadores mueren por vestir, Amanda Seyfreid, entró en escena mostrando el primer cuello halter de la noche. Fue una opción bastante criticada por los expertos: el cuello no la favorecía, al igual que el tono.

El colorado no faltó en la noche más glamorosa: Sally Field y Jennifer Aniston se decidieron por el maestro de los vestidos rojos, Valentino. Los paleta de colores se extendió con el amarillo de Jane Fonda; el violeta usado por Jennifer Garner; el coral por Kerry Washington; y el azul de Jennifer Hudson, la pequeña Quvenzhane Wallis y Helen Hunt. Una de las actrices que desplegó toda su sensualidad -y fue una sorpresa por su perfil bajo habitual- es Naomi Watts. Usó un Armani Privé de paillettes plateados y escote irregular. También se sumaron a los metalizados Stacy Keibler (Naeen Khan), Nicole Kidman (L'Wren Scott), Catherine Zeta Jones (Zuhair Murad), Michelle Obama y Halle Berry (Atelier Versace).

Charlize Theron merece un apartado. Se vio sensual, elegante y con un Dior Haute Couture en blanco que le valió elogios y admiraciones durante su paso por la alfombra roja.

En su mayoría, los hombres usaron rigurosos smokings. Fuera de libreto, Samuel Jackson juntó críticas por la combinación de un blazer de terciopelo bordó, camisa gris y moño. Otro que se escapó de lo tradicional fue Robert Downey Jr, con camisa oscura y corbata. Un detalle que pasó inadvertido: el compositor ganador del Oscar por la banda de sonido de "Una aventura extraordinaria", Mychael Dama, usó gemelos con la inscripción del nombre del personaje de la película.

Otro dato: a la ceremonia asistió la argentina Dolores Fonzi, con un vestido del diseñador Pablo Ramírez. LA GACETA

Mi elección
Jéssica Chastain y Bradley Cooper
Por Pato Rivero, fotografía artística y de moda
Jessica Chastain y Bradley Cooper Estoy enamorado de Jessica Chastain. Me gustó cómo le quedó el strapless y la sastrería. Jugaron impecablemente con las líneas de los bordados, que ubicaron de manera correcta en el cuerpo de la actriz. También cómo le quedó el color del vestido con su tono de pelo y el maquillaje. Una perfecta conjunción. La bijou sobria y elegante completan el look a la perfección. También elijo a Charlize Theron y Jane Fonda, de amarillo. Ese detalle que tenía en la cintura fue muy acertado para su edad. Adele superó el mal paso de los Globo de Oro. Estaba perfecta. Mientras que Bradley Cooper fue el mejor vestido, con sastrería impecable. 

Jéssica Chastain y Charlize Theron
Por Gonzalo Villamax, diseñador de indumentaria (Maximilian y Mallisia Rivero)
No me pude definir por una actriz mejor vestida. Por ello opté por las dos artistas que resumieron en sus elecciones dos características importantes cuando se habla de diseño: la elegancia y lo atemporal. Charlize Theron tenía un vestido blanco de Dior ¡impecable! El vestido de Jessica Chastain me hizo recordar al personaje de Jessica Rabbit... estaba perfecta. Make Up, joyas y pelo. Usó un modelo de Armani Privé. Los vestidos de ambas actrices son atemporales. Es decir, en 10 años más vamos a ver las fotos, las vamos a analizar y volveremos a decir que están impecables.

Comentarios