Luego de la victoria "santa", alegría total en el vestuario

Rizo vivió su noche soñada mientras que Ramacciotti ya piensa en Racing de Córdoba.

25 Oct 2012
1

SE DIO. La aparición que todos esperaban al fin sucedió anoche, cuando más se lo necesitaba. LA GACETA/ANTONIO FERRONI

Hacia mucho tiempo que el vestuario de San Martín no tenía el clima de efervecencia que se observó anoche luego de la victoria frente a Central Córdoba de Santiago del Estero. Y no era para menos, pues se había cortado una preocupante racha sin triunfos en el Grupo Norte del Argentino A.

Uno de los más eufóricos era el juvenil Leonardo Rizo, un jugador que por fin se dio el gusto de demostrar toda la categoría que se le reconoce, además de anotar el segundo tanto de los "santos". "Fue mi noche soñada. Desde hace tiempo que me debía un rendimiento de este calibre. Lo bueno es que se concretó en un momento en que necesitábamos los tres puntos. Además pude anotar un gol, algo que me llenó de emoción", dijo el muchacho de Trancas.

En cierto momento, de la charla con LA GACETA, "Leo" levantó la mirada hacia el cielo y le ofrendó ese tanto a su padre, que falleció tragicamente hace poco tiempo. "Sé que desde el lugar en que él está se habrá sentido feliz porque haya podido hacer ese gol. Además, pude regalárselo a mi 'vieja', que estaba en la platea. Por todo esto, esta será una noche que siempre estará grabada en mi mente", señaló el volante, que ingresó en el segundo tiempo por Patricio Rodríguez.

Luciano González, uno de los jugadores con mayor regularidad del plantel "santo" se mostró satisfecho porque los hinchas recuperaron la sonrisa. "Sabíamos que sólo estábamos arrastrando una mala racha y que este plantel está en condiciones de responder a la expectativa que ellos tienen para este torneo. Lo bueno es que el triunfo llegó en el momento que más lo necesitábamos, pues no podíamos seguir dándonos el lujo de perder puntos en nuestro estadio", dijo el entrerriano, evidenciado una serena alegría.

Otro que recuperó su mejor ánimo fue el técnico Carlos Ramacciotti, que venía siendo muy cuestionado en los últimos tiempos y que sabía que esta semana se estaba jugando gran parte de su chance de seguir en el cargo. "La derrota del viernes pasado en Salta fue muy dura en lo anímico y nos obligó a replantear la situación. Sabíamos que peor que en ese cotejo no se podía jugar. Por eso, realizamos una profunda autocrítica durante estos últimos días para tratar de revertir la situación. Por suerte, pudimos lograrlo", dijo "Rama".

Aunque se sumaron tres puntos casi vitales por cómo venía jugando el equipo, el entrenador no quiso exteriorizar demasiado su alegría por el resultado. "Lo que ocurre es que todavía debemos seguir trabajando para alcanzar el nivel de juego que pretendemos. No voy a desmerecer la victoria, pero ahora tenemos que apuntar todos los cañones al cotejo del domingo frente a Racing de Córdoba. Conseguir un triunfo de visitante nos dará ese plus anímico que tanto necesitamos para terminar lo mejor posible esta parte de la temporada", señaló el responsable táctico "santo". LA GACETA ©

¿Cree que San Martín levantará cabeza después del triunfo sobre Central Córdoba?

80%
17%
No
3%
No se
339 votos
Comentarios