Una noche perfecta

Balvorín (2) y Rizo ingresaron en el segundo tiempo y marcaron los tantos del triunfo "santo"

CON LA PELOTA DOMINADA. Con velocidad y gambetas, el Ratón complicó al sector izquierdo de la defensa santiagueña. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI CON LA PELOTA DOMINADA. Con velocidad y gambetas, el "Ratón" complicó al sector izquierdo de la defensa santiagueña. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI
San Martín necesitaba ganar y ganó. Después de un mes, el "albirrojo" volvió a regalarles una alegría a sus hinchas. Y el que lo sufrió fue Central Córdoba de Santiago, al que venció por 3 a 0 en La Ciudadela. Gustavo Balvorín (2) y Leonardo Rizo, que ingresaron en el segundo tiempo, marcaron los tantos que le permiten al "santo" recuperar terreno y prenderse en los puestos de arriba.

Los dirigidos por Carlos Ramaciotti sabían que no tenían otra alternativa que conseguir los tres puntos y por eso mostraron otra actitud desde el arranque. Con muchas ganas, se plantaron en terreno rival. Y la primera jugada clara de gol llegó por una guapeada de Gustavo Ibáñez y de un blooper del arquero Alcain. Después fue un tiro libre de Bruno Lescano, que se fue rozando el travesaño.

Cuando el "Ratón", Lescano y Héctor López se juntaban, se vio lo mejor. Desbordes, centros y... siempre aparecía alguien para salvar a los santiagueños, que jugaron desde los 38' con un hombre menos. El "santo" dominó el primer tiempo, pero el gol estuvo ausente.

En el complemento, la supremacía local siguió. Todo era de San Martín, que tenía contra las cuerdas al rival. Central Córdoba sufrió otra expulsión y la diferencia numérica comenzó a hacerse sentir. "Rama" se la jugó y movió el banco. Sacó a Patricio Rodríguez y a Pomba y mandó a la cancha a Rizo y a Balvorín. "Ring...Ring...", que estaba más para ver el partido desde la tribuna que para jugar, facturó en la primera pelota que tocó. El goleador, que practicó una sola vez a la par de sus compañeros en los últimos 10 días, mandó la pelota al fondo de la red con una exquisita definición. 1 a 0 y delirio en La Ciudadela. Y el segundo grito no se hizo esperar. Rizo marcó su primer gol en el torneo, luego de una gran jugada entre López y Lescano. Y cuando todo era fiesta, volvió a aparecer "Balvo" para cerrar una noche perfecta con el 3 a 0.

El "santo" cambió de actitud, ganó y gustó. Ahora sabe cuál es el camino que lo puede conducir al objetivo deseado.

Comentarios