Inédita protesta de prefectos tras un recorte de salarios

El ministro de Economía se acercó a negociar

03 Oct 2012
BUENOS AIRES.- Efectivos de la Prefectura Naval Argentina iniciaron ayer una inédita protesta centralizada en el edificio Guardacostas, la sede central de la fuerza, pero que alcanzó distintos puntos del país, para denunciar que la aplicación de un decreto les redujo el sueldo hasta un 60% y exigir la restitución de sus haberes.

Los suboficiales mantuvieron una reunión con el viceministro de Seguridad, Sergio Berni, para informarle su reclamo y pedirle soluciones, pero cuando el funcionario les solicitó 24 horas de plazo para analizar el tema los manifestantes decidieron permanecer frente al edificio, en Puerto Madero, hasta que se garantice la devolución del dinero y que no habrá sanciones.

Al cierre de esta edición, tras leer un petitorio de siete puntos, los suboficiales ratificaron que no abandonarán la protesta hasta tener una respuesta oficial.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, se acercó a los Guardacostas para sumarse a una reunión que su secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, ya había iniciado con Berni en búsqueda de una solución.

La protesta de los suboficiales tuvo su epicentro en el tradicional edificio de la Prefectura Naval, pero incluyó varias sedes en la Capital Federal, en provincia de Buenos Aires (Ensenada y Zárate) y hasta en Río Gallegos (Santa Cruz), donde semanas atrás se había acuartelado la policía por salarios. A la protesta se sumaron familiares de los afectados y también vecinos, por ejemplo de la zona sur.

El punto de conflicto alude a la aplicación del decreto 1307/2012, en donde se fija el haber mensual para el personal en actividad de Gendarmería y la Prefectura, suprimiéndose adicionales y dejando sin efecto compensaciones.

El pico de tensión se vivió anoche cuando los manifestantes intentaron frenar la salida de dos altos jefes de la fuerza del edificio Guardacostas y hasta intentaron golpearlos. (DyN)

Comentarios