Lorenzino será el primer funcionario que pondrá la cara ante el mundo

18 Abr 2012
BUENOS AIRES.- El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, partirá hoy a Washington para participar de la Asamblea de Primavera del FMI y del Banco Mundial, convirtiéndose en el primer funcionario argentino que se enfrentará a líderes mundiales luego de la decisión del Gobierno de expropiar las acciones de YPF que estaban en manos de la compañía española Repsol. El jefe del Palacio de Hacienda será recibido en medio de un clima hostil para la Argentina, tanto en el plano político como en el económico. En informes difundidos en las últimas horas, el Fondo cuestionó distintos aspectos de la actualidad económica del país.

La titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Mercedes Marcó del Pont, también será integrante de la comitiva argentina, que se completa con el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino; la vicejefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Analía Tello; y el subsecretario de Servicios Financieros, Guido Forcieri. Durante su estada en Estados Unidos, el jefe del Palacio de Hacienda asistirá además al encuentro de responsables de finanzas de los países miembros del G-20, encuentro preparatorio de la cumbre de presidentes que se realizará los primeros días de junio en la ciudad de Los Cabos, México.

En medio de los cuestionamientos, el ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, se declaró ayer "muy preocupado" por la expropiación en Argentina de la petrolera YPF, que consideró contraria a "todos los compromisos" adquiridos por la nación sudamericana en el G-20.

"Esta es la última de una serie de acciones relacionadas con el comercio y la inversión tomadas por Argentina que están dañando intereses empresariales y debilitarán su economía reduciendo su atractivo para los inversores extranjeros", señaló. Hague sacó a relucir así, entre otras, las recientes medidas adoptadas por la presidenta argentina Cristina Fernández contra empresas británicas en el marco de su disputa con el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas. "Trabajaremos con España y el resto de nuestros socios europeos para asegurarnos de que las autoridades argentinas cumplen con sus compromisos y obligaciones internacionales", concluyó. (DyN-AFP-NA)

Comentarios